AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Literatura E Ahogado en la cultura

Ahogado en la cultura

May 2, 2024 | 2 Comentarios

«La carta de Lord Chandos» es uno de mis relatos favoritos de la historia de la literatura. Gracias a su brevedad es posible releerlo diariamente y eso suelo hacer desde hace unos cuantos meses. Cada día surge, aparece un detalle distinto que me seduce en este ignoto testimonio que ha provocado todo tipo de interpretaciones. En realidad, hoy me interesa no tanto aludir a cualquiera de ellas (por muy seductoras que me puedan parecer) como a la cadencia de la prosa de Hugo von Hofmannsthal. Una prosa refinada y clara que se va volviendo poco a poco angosta hasta lograr evocar precipicios, abismos psíquicos. Una prosa ondulante que posee una cadencia agradable pero termina por convertirse en una especie de sombría alucinación. Una oscura llamarada que prende todo tipo de dudas. Una prosa, sí, (no me importa caer en el tópico) de pintor expresionista. 

En gran medida, los párrafos del relato son olas narrativas que se mueven  a medida que avanzamos. Suele ocurrirme que tiendo a marearme, mientras los leo, como de algún modo le ocurre al personaje. Existen determinados instantes en los que pierdo de vista de qué está hablando el hijo menor del conde de Bach. Y lo mejor de todo es que experimento esta sensación sin que Hofmannsthal tenga que distorsionar el lenguaje o recurrir a vaguedades. No. La carta de Lord Chandos se encuentra excepcionalmente escrita. Es clara y concisa. Sí, a veces sus frases se abren como grietas y convocan el surgimiento de abismos mentales pero en su mayoría son sencillas por más que es inevitable no sentir el fastidio del personaje por no ser ya capaz de narrar. Ese aturdimiento, ese asombro que convierte su mensaje casi en una radiografía de la insanía mental y de la derrota humana. La carta de un ahogado. El reconocimiento de los hombres occidentales de su imposibilidad de abarcar ya el mundo en su totalidad. El anuncio de los futuros desprendimientos psíquicos. La destrucción cultural. 

Cada día hay una frase, un párrafo que llama mi atención. Hoy ha sido el que dejo a continuación donde Lord Chandos relata su experiencia al bajar a uno de los sótanos de sus granjas (en los que ha ordenado echar veneno) y encontrarse allí con una familia de ratas.

No sé si es posible describir mejor el desvanecimiento psíquico, el comienzo del derrumbe intelectual y espiritual: «¡Allí estaba una madre que tenía alrededor a sus crías moribundas y temblorosas, y que dirigía sus miradas no a los muros implacables, sino al aire vacío o, a través del aire, al infinito, y que acompañaba esas miradas con un rechinar de dientes! Si un esclavo que servía se encontró lleno de horror impotente cerca de la Niobe petrificada, debió sufrir lo que yo sufrí cuando, dentro de mí, el alma de aquel animal enseñaba los dientes al atroz destino. Perdóneme esta descripción, pero no piense que era compasión lo que me llenaba. No debe pensarlo de ningún modo: si no, habría elegido mi ejemplo muy torpemente. Era mucho y mucho menos que compasión; una enorme participación, un transfundirse en aquellas criaturas o un sentimiento de que un fluido de la vida y la muerte, del sueño y la vigilia había pasado por un instante a ella». Shalam

وكل كلام لغو لا يليق

Es indigno del creyente cualquier palabrería vana

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen…frente a la pluma habria varios tinteros…llenos o vacios de tinta…
    2imagen….al fondo dos siameses vacios de tinta, una anciana rodeada de nada y el de mas cerca dandole al codo (sonrisa)….
    3imagen….el amigo lord chandos necesita calor y olor a madera quemada…
    PD….esta obra hace de procesion antidoto a la familia de ratas….
    https://www.youtube.com/watchv=T5JVDRqqxvo&list=PLzEG2f9QAl8Mf58rIdXoNUe4jWwGcxEBg&index=4…little umbrellas.. zappa.. ….hot rats..1969…

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Las amistades peligrosas. El vizconde de Valmont escribiendo sus ingeniosas y maquiavélicas cartas. 2) El entierro de las ilusiones del hombre contemporáneo. 3) El fin de la razón. PD: Acabaremos todos bailando entre ratas. Así decía el slogan de un mitín político. Y todos felices.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Silencio

Nunca he logrado entender del todo por qué se suele decir que lo mejor que pueden hacer los artistas es no hablar sobre el significado o sentido de...
Leer más
Share This