AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Cine E Eyes Wide Shut (5)

Eyes Wide Shut (5)

Jun 13, 2024 | 4 Comentarios

Dejo a continuación el quinto avería dedicado a Eyes Wide Shut. El cual recomiendo leer escuchando otro tema de su banda sonora. Concretamente, «The Dream» de Jocelyn Pook.

Quien desee leer los anteriores, puede pinchar en este enlace donde encontrará varios links que le conducirán a ellos: https://averiadepollos.com/eyes-wide-shut-4/

Eyes Wide Shut (5)

Aunque parezca mentira, Eyes Wide Shut es también un reflejo de un filme de Tarantino. Concretamente, de Pulp Fiction. Obviamente, no toda la película pero sí una escena en concreto. Aquella que cité ayer en la que el Dr. Harford atendía a una muchacha que sufría un desmayo por sobredosis (algo que también le ocurría al personaje interpretado por Uma Thurman en Pulp). Veamos cómo y por qué.

Es de dominio público que el personaje interpretado por Sidney Pollack (el señor Ziegler) iba a ser interpretado por Harvey Keitel. Sin embargo, Keitel no soportó el afán perfeccionista de Kubrick. El actor neoyorquino era todo un veterano, poseía un amplio prestigio, había trabajado con los mejores directores y, llegados a un límite, no soportó más. Cuando llevaba sesenta, (tal vez setenta u ochenta repeticiones de la misma toma) mandó a tomar por culo al director norteamericano indicándole que era un auténtico chiflado. En eso, desde luego, Keitel era opuesto a Cruise. Cruise estaba necesitado de prestigio y a Keitel le sobraba. Cruise hubiera hecho cualquier cosa por participar en un filme de Kubrick y Keitel tenía ciertos límites (bastante comprensibles).

En cualquier caso, lo importante aquí radica en entender la naturaleza del reflejo que pretendía construir Kubrick. La idea era la siguiente: parodiar el personaje interpretado por Keitel (Lobo) en Pulp Fiction y conducirlo a otra dimensión. Veamos cómo.

Animo a quien lo desee, a que vuelva a ver la escena de Eyes Wide Shut mencionada con la siguiente información. Quien lo haga, se dará cuenta de que el Dr. Harford prácticamente no interviene en la recuperación de la muchacha desmayada. El Dr. Harford es una parodia de un médico de la misma manera que el personaje de Lobo en Pulp Fiction es una parodia de esos señores seguros de sí mismos que aparecen en las películas norteamericanas de serie B y resuelven todo. La gracia en Pulp Ficticion radica en que Lobo no hace nada excepcional. Simplemente utiliza el sentido común y tira de prestigio para resolver una situación con unos consejos que cualquiera podría dar. Esto también ocurre, en cierto modo, en esta escena de Eyes Wide Shut, en la que (repito) el Dr. Harford no realiza nada excepcional y tira de galones para recuperar a la señorita.

La gracia del reflejo originalmente pensado por Kubrick radicaba en que, en este caso, Cruise haría de Lobo (Keitel) y Lobo (en Eyes, el señor Zeigler) sería el agente pasivo de la historia. Un guiño pop de Stanley a la reciente cultura cinematográfica norteamericana que podría ir aún más allá. Porque, en cierto modo, contemplar la ampulosa masión de los Ziegler, nos daría pistas sobre lo que podría contener el famoso maletín (y, sobre todo, quiénes eran las organizaciones y jefes que habría detrás de los famosos gangsters) de Pulp Fiction. Un milimétrico tiro al centro de la diana de Kubrick.

………………………………………………………………….

Otro de los reflejos de Eyes Wide Shut nos conduce directamente a uno de los célebres filmes de Kubrick: El resplandor. Si nos fijamos en las fotografías que dejo a continuación, percibiremos las concomitancias entre la mansión Ziegler y alguna de las salas del hotel Overlook donde se desarrolla la trama de aquel filme célebre por la sonrisa desquiciada de Jack Nicholson. También, por supuesto, existen múltiples similitudes entre los trajes y el ambiente de época de las escenas de El resplandor con las (aparentemente) más modernas de Eyes.

Soy consciente de que existen posiblemente más reflejos entre Eyes Wide Shut y El resplandor, pero lo que me interesa destacar en este avería es sólo uno: la conexión entre las sociedad ocultista que protagoniza la orgía en Eyes y el exorcismo sufrido por Jack Torrance en El resplandor. Obviamente, este reflejo no es del todo simétrico. No todos lo son. Pero sí creo que es bastante sugerente. Al menos a mí me lo parece. Creo, de hecho, tan fascinante como necesario poder conectar la locura de Torrance con los antiguos rituales ocultistas celebrados en aquel hotel en otros tiempos, los cuales tendríamos la oportunidad de contemplar con gran lujo de detalles durante la celebración de la orgía de Eyes.

No resulta difícil trazar una línea que vincule a los empresarios y magnates que levantaron el hotel Overlook así como a todos los rituales que pudieron celebrarse allí (protagonizados por políticos, célebres deportistas, actores) décadas antes de los hechos ocurridos en El resplandor con la ceremonia pagana de Eyes Wide Shut, en la cual tampoco es difícil deducir que participarían gran parte de los asistentes a la fiesta navideña en la mansión de los Ziegler.

Un reflejo que nos deja muy claro la visión de Kubrick sobre la construcción del país norteamericano y sus dueños de facto.

De hecho, volviendo al señor Ziegler (el personaje que iba a interpretar Keitel y luego fue adjudicado a Polack) es necesario indicar que su apellido no es para nada casual.

Remite a la familia Ziegler.

Un clan de emigrantes europeos (con una más que probable ascendencia judía) que hicieron fortuna en Norteamérica y se convirtieron en unos de los más importantes empresarios y hombres de negocios del país.

Basta hacer una pequeña búsqueda por internet para encontrar los nombres de los integrantes de varias generaciones de los Ziegler (y también algún que otro esclarecedor libro explorando sus orígenes) cuya influencia e importancia en el desarrollo de los Estados Unidos de Norteamérica no parece haber sido poca teniendo en cuenta su olfato para los negocios, los enormes dividendos obtenidos con los mismos y, por consiguente, su elevada posición en el escalafón social y prestigio para influir en política.

…………………………………………………………………………

Un nuevo reflejo de Eyes Wide Shut nos conduciría a los filmes de Ingmar Bergman. Cualquier cinéfilo se dará cuenta en poco tiempo del influjo de las obras del director en la famosa escena en la que la hija (Marion) del recién fallecido Lou Nathanson le declara su amor al Dr. Harford (Cruise) junto al cadáver (todavía fresco) de su padre. A eso ayuda, desde luego, el que Marion sea interpretada por la actriz sueca Marie Richardson, quien fue elegida muy probablemente para este papel por su interpretación en uno de los testamentos fílmicos de Bergman: En presencia de un payaso.

Es necesario aclarar no obstante que (como ocurrió con Keitel y Polack respecto al personaje de Ziegler) el papel realizado por Marie Richardson fue, en principio, interpretado por Jenifer Jason Leigh. Alguien que estoy seguro que hubiera dotado de mucha mayor ambiguedad sexual a la escena. Ocurre que Kubrick exigía exclusividad a quienes trabajaban con él. Pasado el tiempo, pidió a Leigh repetir unas tomas de la escena pero ésta se encontraba trabajando con Cronenberg en la perturbadora Existen Z. Así que, finalmente, el director volvió a rodar la escena al completo esta vez con la actriz sueca Marie Richardson.

En este caso, no sé si Eyes salió ganando con el cambio. Jason Leigh es una de las más morbosas actrices norteamericanas. Su rostro es la viva imagen de la sexualidad e incita a todo tipo de fantasías. La presencia de Leigh como actriz en Eyes hubiera permitido vislumbrarla como otra posible participante de la orgía celebrada en Somerton. Por el contrario, Marie Richardson dota de un aspecto más formal a su personaje. Es más fácilmente identificable con una mujer tradicional. Algo que estoy seguro que Kubrick utilizó en su favor para provocar la sorpresa en el espectador tras su beso y confesión amorosa al Dr. Harford (Cruise) y que, además, le permitió citar de manera cómplice a uno de sus directores favoritos, Bergman, durante el transcurso de esta escena. Una escena que podría perfectamente aparecer en Gritos y susurros y que tampoco desentonaría en Persona, La hora del lobo, De la vida de las marionetas o, por supuesto, En presencia de un payaso. Un telefilme al que Kubrick alude en clave de un modo u otro en este episodio onírico que da comienzo al sueño de Alice.

En cualquier caso, no acaban lógicamente aquí los reflejos de este episodio onírico. No es, por supuesto, difícil deducir que el señor fallecido (Lou Nathanson) es uno de los habituales participantes en los rituales de la élite. Esto es algo muy claro y que no creo que mereca mayor comentario. Más interesante me parece aludir a su apellido Nathanson. Sobre todo, porque el reflejo de Nathanson en el espejo nos conduciría a ni más ni menos que a Nathan Rothschild. Aquel que fue considerado el hombre más rico del mundo a finales del Siglo XVIII. El principal artífice de la descomunal fortuna de esta familia.

Finalmente, aunque cueste, todo va encajando.

De hecho, como indica Nik Dobrinsky, «hubo varios Nathan Rothschild a lo largo de varias generaciones, incluidos Nathaniel de Rothschild, Lionel Nathan de Rothschild y (…) Nathan, Mayer Amschel de Rothschild, quien (como subrayé en el primer avería de esta serie) en la década de 1850 encargó la construcción de las Torres de Mentmore. Palacio que sirve como mansión de Somerset (el lugar de la orgía) en Eyes Wide Shut«.

                                      Claro y en botella.

…………………………………………………………………

El último reflejo de Eyes Wide Shut al que me gustaría aludir por hoy tiene que ver con la biografía de Kubrick.

Hay varias cuestiones personales que debieron sugestionar al director norteamericano a la hora de realizar este proyecto. En primer lugar, el hecho de que, según parece, una de sus hijas (Vivian) se apartó de sus brazos para caer en los de la Cienciología. De tal modo que, durante el rodaje de Eyes, perdió toda comunicación con ella. No sería, por tanto, descabellado entrever una venganza de Kubrick contra organizaciones de este tipo en el filme.

No acaban aquí lógicamente los reflejos personales de Eyes en la vida de Kubrick. Hay muchos más. Pero destacaría los siguientes. Por ejemplo,  el hecho de que el tío de su mujer (Christiane) fuera Veit Harlan. Un célebre director nazi que rodó todo tipo de filmes de propaganda antijudía a favor del régimen de Hitler y que tuvo forzosamente que estar en contacto con otro director de su época, Erich Waschneck, artífice de un filme de título claro y concreto (Los Rothschild) que es una de las diatribas cinematográficas más descarnadas que se han realizado jamás contra esta familia cuya sombra, de un modo u otro, rondó siempre a Kubrick. De tal modo que resulta lógico que exorcisara su recuerdo en Eyes.

Un filme en el que la huella de su esposa está por todas partes. Pues, por ejemplo, gran parte de los cuadros que aparecen en el departamento neoyorquino de los Harford pertenecen a Christiane. De hecho, hay quien ha sugerido que Eyes Wide Shut sería, a su vez, reflejo en gran medida de la vida en pareja de Kubrick y su mujer en el Nueva York de los 60. Motivo por el que el director se empeñó en reconstruir la ciudad en estudio y darle un toque moderno (a lo 90s) que sin embargo permitiera evocar la época en la que vivió allí junto a su esposa (los 60). Shalam

الدوخة بالنسبة للفضاء مثل نفاد الصبر بالنسبة للزمن

El mareo es al espacio lo que la impaciencia al tiempo

4 Comentarios

  1. Marcelo Oscar López Diez

    Otra toma más de un ensayo necesario escrito por tu inteligente pluma, lo he comprendido y de principio a fin me ha fascinado toda la escena, las aclaraciones y las formas que el cine adquiere cuando un estudioso como Kubrick se sirve de diversos lenguajes de otros directores. Asimilar para erigir otra gran obra de arte.

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      ¡¡¡Muchas gracias por tus palabras!!! Es realmente fascinante penetrar en este filme e ir extrayendo diversas lecturas de las muchas capas que tiene. Uno no puede evitar de todas formas la sensación de quedarse a veces en la superficie. Lo cual hace más jugoso el reto

      Responder
  2. andresrosiquemoreno

    1imagen….(en el salon de billar)…empiezas tú, a 10000 pavos la partida…..
    2imagen….cada vez mas «el fantasma de la libertad»-1974….. tienes que estar sentada en la taza del vater….
    3imagen…….los dos de atras estan dispuestos a desenfundar… (tarantino)….
    4-5-6-7imagen….4 imagenes de zappa «tinseltown rebelion»-1981.. ..hollywood all stars)……….
    8…..hacer las cortinas nubes…(cuadro derecho en posicion de bacalao al pil-pil)…..dadaismo….
    9….levantate y anda….
    10….valentina….
    11…cabeza de queso de tetilla (gallego)…..
    12…cualquiera diria que vivian kubrick no lleva una guitarra electrica al hombro…..
    13…el pasillo en un lado izq. cuadros…en el centro es necesario tratar tan mal a cruise(estatura)?…al otro lado dech. gato peludo de botero….techo y suelo nada….detras una puerta y delante kubrick (el retratado)……
    PD…https://www.youtube.com/watch?v=8hyRmlFoahU&list=PL8klFiOgynWA4ls1pwgqGK4D5-r0_nP5J&index=15….peachesIII…melocotonazo hollywoodiense …jajaj

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Detrás de mí (mira los cuadros) está la historia del mundo. Los coronoles de la política norteamericana. 2) De esta escena los buenos Martes y 13 de antaño harían una buena parodia. 3) Anuncio de colonia. Soy Jack, el lobo. Y estos tíos, a pesar de la sangre, huelen bien. 4) 5) 6) 7) Me gustaría que con estas fotografías David Lynch inventara una historia o creara una serie. También que, a partir de ellas, Badalamenti hubiera creado un disco. 8) El cuadro es muy, muy Naranja mecánica. Tío. Pongámonos de acuerdo. Las reglas del billar no son tan dificíles. 9) Algo en esta escena también permite pensar que podría estar en un filme de Tarkvoski. 10) ¿Es que pensabas que te ibas a liar con tu profe de gimnasia pillín? 11) Depresión. Cuadro de Hammershoi. 12) Rollo La chaqueta metálica. Imagino a la hija interpretando los temas locos que suenan en el filme. 13) Decía Kidman que uno de los alivios de dejar a Cruise fue que pudo vestir los zapatos que deseaba para no evidenciar lo de la altura. PD: ese tema es una auténtica maravilla. inasible, poético, punk, jazzístico, música de cámara.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Harvey

Tan sólo he estado cerca de Harvey keitel en una ocasión: en medio del público que contemplaba su recorrido por la alfombra roja del Festival de San...
Leer más
Share This