AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Cine E Eyes Wide shut (4)

Eyes Wide shut (4)

Jun 11, 2024 | 2 Comentarios

Dejo a continuación el cuarto avería dedicado a Eyes Wide Shut. El cual recomiendo leer escuchando un tema de su banda sonora. El inquietante «Musica Ricertata» de György Ligeti.

Quien desee leer el primero puede hacerlo pinchando en este enlace:

https://averiadepollos.com/eyes-wide-shut-1/

Quien quiera leer el segundo, puede hacerlo aquí:

https://averiadepollos.com/eyes-wide-shut-2/

Y el tercero, aquí: https://averiadepollos.com/eyes-wide-shut-3/

Eyes Wide Shut (4)

Los reflejos de Eyes Wide Shut no acaban. Diría que se expanden más y más conforme nos introducimos en el filme.  De todas maneras, antes de aludir a unos cuantos más de ellos en el avería de mañana, me gustaría terminar de hilar (si es que es posible) el tema del sueño de Alice en este avería. Ya habrá tiempo para seguir deslizándonos a través del espejo.

Dije ayer que gran parte del recorrido del Dr. Harford (Cruise) por esa mezcla entre la Nueva York de los 60 y la de los 90 que aparece en Eyes Wide Shut se corresponde, en realidad, con un sueño de su esposa. Como indica Peter Valente en su libro sobre el filme, esto queda muy claro en la novela de Schintzler al menos en lo que se refiere a la orgía. En Relato soñado, la contraseña para entrar a la celebración es Dinamarca. País precisamente donde estuvo a punto de producirse la infidelidad. Obviamente, no tiene mucho sentido que la contraseña que el pianista le da a Fridolin (el doctor Harford de la novela) sea precisamente una que alude a la revelación de su esposa de no ser porque la orgía es un sueño.

En Eyes Wide Shut, sin embargo, la contraseña es Fidelio. La única ópera compuesta por Beethoven. La explicación a este hecho se encuentra en el interior de la obra musical aludida donde una heroína (como ocurre en la orgía celebrada en Somerton) salva a un hombre (en este caso un reo) de su segura muerte. No obstante, como siempre ocurre en Kubrick y más en particular en esta película, no basta una sola interpretación. Siempre hay una (o varias más).

En realidad, la mujer que salvaría a Harford (Cruise) en la orgía tras ser descubierto, sería también un reflejo de su esposa (Kidman). En pasados averías, vimos cómo el Doctor era humillado y ridiculizado allí por donde iba. Eso también ocurre en la orgía donde es descubierto desde el primer momento por sus acompañantes. Harford está siempre fuera de sitio. Está desnudo (espiritualmente) en un lugar donde todos caminan disfrazados y enmascarados. Pero incluso hasta los deseos de venganza de su esposa tienen un límite. Al fin y al cabo, Harford es su marido. Es el padre de su hija. Tiene (o eso parecía) una relación sólida con él. Así que cuando siente que su esposo está en peligro, que hay un peligro real e inminente, (casi insoportable), aparece la fantasía de la mujer sacrificada, de la heroína que da su vida por amor, y salva a su marido. De esta manera, Harford se va humillado, sorprendido, descubierto y ridiculizado de la orgía pero vivo. Entero. Listo para continuar su vida de pareja.

Supongo que esta explicación merece, a su vez, otra. Sobre todo, porque es muy factible (en caso de considerar que la orgía es real) confundir a la mujer que da su vida por Harford (Cruise) en el ritual con aquella que el Doctor ayuda a reanimar de una sobredosis de droga durante la celebración en la mansión de los Ziegler. Otra de esas deliciosas y sugerentes simetrías que construye Kubrick.

Desde luego, esta posibilidad es la más coherente en principio. Kubrick anima al espectador primerizo a que piense en ella. Pero en realidad, es un despiste. Es un truco de autor. Porque hay determinados hechos que no encajan del todo y que sólo se explican desde la vía onírica. Por ejemplo, durante la orgía, Harford camina con una modelo cuyo cuerpo pasa inadvertidamente a ser el de otra modelo (un proceso habitual en los sueños y que en este caso remitiría a las dos mujeres con las que el Doctor flirtea en la fiesta de los Siegler y, por tanto, a los celos de Alice) y las actrices que interpretan a la mujer que sufre la sobredosis y la que se sacrifica son distintas.

Todo, por tanto, incide en la idea de que finalmente, la gran protagonista de Eyes es Alice (Kidman). Es ella la que construye este tejido soñado, tal y como deja claro, por ejemplo, la portada de esta adaptación al inglés de la novela de Schnitzler.

Una novela, repito, que obesionó a Kubrick a lo largo de toda su vida.  Estuvo, de hecho casi treinta años intentando llevarla a cine. En su libro sobre Espartaco, Kirk Douglas asegura que fue su psiquiatra quien le dio a conocer a Kubrick Relato soñado. Aunque posiblemente el director norteamericano hubiera sabido de ella anteriormente ya fuera por su lectura de las novelas de Zweig o debido a su admiración por los filmes de Max Ophüls. De lo que no cabe duda es de que debió causarle una fuerte impresión porque no dudó en invitar al nieto del escritor austriaco al rodaje de Espartaco. Y no paró hasta hacerse con los derechos del libro en 1970. De hecho, la Warner anunció un año después que el siguiente filme del director sería la adaptación de la mentada novela cuyo título provisional era Rapsodia.

Un proyecto que, como sabemos, ni tan siquiera llegó a empezar pero que fue delimitando lentamente durante los siguientes años. En principio, tenía previsto realizarlo en blanco y negro y con ni más ni menos que Woody Allen como actor principal y más tarde pensó incluso en Steve Martin, mientras cruzaba mensajes con Anthony Burguess (el escritor de La naranja mecánica) para que le ayudara a perfilar el guión en un proceso que más tarde repetiría con Terry Southern y el mismísimo John le Carré hasta lograr aterrizarlo junto a Fredric raphael. Una pasión, una obsesión que vio concluida pocos días antes de morir pero que tal vez también precipitó su fallecimiento. Shalam

إن الشعور بالغموض هو العاطفة الوحيدة التي يتم اختبارها بقوة في الفن أكثر من الحياة.

El sentido del misterio es la única emoción que se experimenta con más fuerza en el arte que en la vida

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….hasta la araña del techo es un animal!……
    2imagen….yo tambien soy un animal…..con d.n.i……
    3imagen…..cartela de un grupo de escayolados….
    4imagen,,,,tápese, se va a enfriar!…..(ese oscuro objeto del deseo)..1977………
    5imagen…todas las esculturas de lunares de luminosos….
    6imagen….brancusi, con cejas italianas (meret oppenheim fotografiada por man ray)…(meret oppenheim hizo un collar con huesos y en la cuenta central un clitoris)….(en oro), nivel sonrisa…
    PD1…https://www.youtube.com/watch?v=3GwjfUFyY6M…kool&the gang…..celebration….

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Lo importante ahí son los cuadros dieciochescos, napoleónicos del fondo que remiten a la familia Rothschild. 2) Te hemos descubierto. Has pecado. 3) el descubrimiento de la traición. Todo se pone de relieve. 4) ¿Quién me toca la mano? ¿Estoy muerta? 5) Desfile de modelos sin público. 6) Mujer encerrada en diván con psiconalista declarando con tristeza sus sueños y que ya no desea a su marido. PD: veraz vídeo que refleja un momento delicioso de la música.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

De entre los muertos

No necesita presentación. En un principio, Vértigo fue un filme un tanto minusvalorado e incomprendido, pero con el tiempo se ha convertido en un...
Leer más
Share This