AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Literatura E Solitarios castillos

Solitarios castillos

Abr 14, 2023 | 3 Comentarios

En realidad, no sólo los personajes de Nikolái Gógol son excéntricos. También lo son los narradores de sus novelas y cuentos. Como, asimismo, los hechos que se nos relatan en cada una de estas narraciones. Por eso mismo cualquier interpretación de los textos del escritor ucraniano queda algo coja. Hay un sentido en sus relatos que nunca terminamos de elaborar ni de captar. Siempre hay un vacío en ellos.

El mismísimo Gógol se ofendió por las exégesis políticas y sociales que los críticos hacían de sus textos y quiso dar su punto de vista simbólico sobre los personajes y hechos de ellos. Pero el caso es que sus afirmaciones no fueron atendidas. De hecho, fueron en gran medida desestimadas incluso por sus lectores más inquietos y acérrimos. Es curioso (y muy gogoliano al mismo tiempo) pero ni tan siquiera el propio Gógol acertó a desentrañar con claridad de qué iban sus textos o al menos no dio con una explicación cabal y convincente sobre los mismos. Cuando presentó su versión sobre sus impredecibles narraciones, provocó idéntica incertidumbre a la que suelen causar los actos, actitudes y conversaciones de sus personajes principales en sus prójimos. Un hecho que, al fin y al cabo, pone de manifiesto lo esquizoides, brillantes y diferentes que son sus obras. Las cuales, por un lado, parecían parodias llenas de sarcasmo pero por otro, transmitían un desasosiego y una incertidumbre sin igual. Por un lado, parecían comedias y por otro, inasibles e incognocibles dramas.

Los diálogos y las descripciones de las narraciones de Gógol, a pesar de estar convencionalmente escritos, nos remiten a un mundo lleno de extrañeza en el que los gestos, los movimientos, las miradas vacías y los dispersos sonidos poseen tanta importancia como las palabras. En realidad, aunque Gógol gozó de reconocimiento y éxito en su vida, no parece errado afirmar que sus obras nunca han estado de moda ni nunca lo estarán pero que, al mismo tiempo, siempre estarán presentes. Nunca se irán de la conciencia occidental ni, por supuesto, de la eslava. De hecho, su esquivo sentido, en cierto modo, remite a un futuro todavía por venir mas que un pasado ya enterrado. En gran medida, a pesar de que Gógol no era un autor absurdo se inventó el solito el teatro del absurdo. O al menos se convirtió en un referente ineludible del mismo. Y, por otra parte, si se trata de referirnos a situaciones kafkianas, creo que las narraciones del ucraniano pueden servir, asimismo, como inobjetables precursoras de las del autor de El proceso.

Gógol es, en gran medida, nuestro contemporáneo porque la locura y la esquizofrenia planean a lo largo de toda su obra. En realidad, muchos de sus personajes parecieran haber brotado de un riñón de don Quijote. Son fantasmas engendrados a partir de la progresiva descomposición del personaje cervantino. Hay algo en Gógol que lo aparta de Dostoievsky. Sus personajes probablemente no matarían ni se suicidarían porque son más bien evitativos, difusos y esquivos. No hablan claro y son ambiguos y retorcidos hasta el punto de que no sabemos si son capaces de comprenderse a sí mismos. Pero también hay algo que vincula al escritor de «El capote» con el de El idiota. Esto es; sus personajes están perdidos y en crisis continua que, eso sí, intentan ocultar de todas las formas posibles. Lo que los conduce inevitablemente a realizar gestos y actos incomprensibles para la mayoría de personas. También, repito, para sí mismos. Para todos.

Alguien me preguntó una vez con cierta curiosidad dónde se encontraba el influjo de Gógol en Un reino oscuro. Si esa persona en concreto lee alguna vez mi visión sobre la obra del escritor ucraniano, puede que no le queden muchas dudas de que su sombra (para bien o para mal) penetra esta novela desde el principio hasta el fin. Shalam

الذعر معدي أكثر منالطاعون

El pánico es más contagioso que la peste

3 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….en formacion punta de lanza….
    2imagen….me relamo……
    3imagen….la punta de la formacion (algo de john malkovich)……
    4imagen….gesto contrariado….
    PD…https://www.youtube.com/watch?v=-XCElGVXKS0…the growlers
    el berlin californiano….sonrisa….

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Estas son algunas de las almas muertas que Chichivok deseaba comprar..jajaja.. 2) Nadie me comprenderá en la historia de la literatura. Ni siquiera yo mismo. 3) El origen del trauma. Lienzo surrealista. 4) Las consecuencias del trauma. PD: contraataco con Twin Temple. https://www.youtube.com/watch?v=1emB7qsmjuo&ab_channel=TwinTemple

      Responder
  2. andresrosiquemoreno

    twin temple….no los conocia…»mi escoba diablita, cachonda y loca»…mexico lindo….jajajj

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Mal

Hace tres días leí Mal. No le dediqué más de una hora. Pero lo terminé emocionado. Tocado en una parte sensible e íntima. Deseando comenzarlo de...
Leer más
Share This