AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Música E Niños góticos

Niños góticos

Oct 20, 2023 | 2 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado a, bajo mi punto de vista, los dos mejores discos de The Mission: Children y Carved in sand. El cual recomiendo leer escuchando uno de los temas imprescindibles de la banda británica: «Butterfly on a wheel».

 

Niños góticos 

La influencia de Wayne Hussey y Graig Adams en The Sisters of Mercy era bastante más de la que Andrew Eldritch estaba dispuesto a soportar. Revisando, por ejemplo, el primer disco de The Mission, Gods Own Medicine, (una obra notable pero a la que le falta algo aún algo de solidez y consistencia para lograr permanecer en la memoria de los oyentes) se pueden percibir ramalazos de lírica y épica contenidas que, bien canalizadas, lograron convertir First and Last and Always en un hito del rock oscuro.

Tras los primeros pasos de la banda de Hussey y Adams quedaba claro que Eldritch era el gran responsable del sonido y de la increíble condensación de First and Last pero que sin Hussey y Adams la obra hubiera carecido de poesía y un toque a folk rock que el líder de The Sisters of Mercy había logrado opacar gracias a su tendencia al barroquismo. Sin esos ingredientes es muy probable que aquel primer álbum no hubiera sido igual como demuestran perfectamente Floodland y Vision Thing.

Ya fuera porque Hussey y Adams se sentían agobiados de la dictadura egomaníaca de Eldritch, ya fuera porque necesitaban recorrer caminos del rock alejados de la aventura dark, lo que dejaba claro el primer disco de The Mission es que en ambos músicos había mucha poesía por explorar. Hussey y Adams no sólo amaban la oscuridad. También la luz de los prados y paisajes naturales, la de las montañas y la que reluce tras las cristaleras de algunas iglesias. Sin embargo, aún tenían que hallar su voz personal. Gods own medicine era un disco muy digno con bastantes buenos momentos pero que acusaba cierta indefinición y en determinados instantes recordaba demasiado a los U2 de The unforgettable fire y a Echo & the Bunnymen. Era un disco bueno pero no único. De tal forma que parecía en sus peores momentos un quiero y no puedo. No tanto, eso sí, porque Hussey y Adams no tuvieran suficiente talento sino porque aún necesitaban madurar un poco más. Terminar de aterrizar sus ideas. Algo que comenzaron a lograr en Children.

……………………………………….

Children es un disco adorado por muchos de los que fuimos adolescentes durante los años 80. No es uno de esos discos que marcan época. No es incontestable. Pero es muy bueno y posee cierta magia. Sus imperfecciones, de hecho, lo hacen necesario y querible del mismo modo que sus logros lo convirtieron en un indiscutible espolón del rock gótico. Aunque, a decir verdad, a Children este último calificativo se le queda demasiado corto. Hay adjetivos que a veces da vergüenza utilizar. Uno de ellos es poético. Sin embargo, creo que le viene como un guante a esta obra producida ni más ni menos que por un John Paul Jones que acercó a The Mission a los territorios del rock duro sin hacerles perder su espíritu. Al contrario, permitiéndole expandirse. Hussey, de hecho, amplió sus capacidades vocales y demostró ser un intérprete más que solvente y la banda en general logró una amplia consistencia.

Lo más importante de Children radica en que es un disco que posee intensidad y densidad. No es un álbum urgente. Es meditado pero al mismo tiempo lleno de espontaneidad y vida. Es vaho y humo y también hoguera. Es una obra en la que Hussey y Adams lograron escapar para siempre de la sombra de Eldritch demostrando que tenían personalidad propia. Que eran capaces de realizar rock épico, rock sucio, rock gótico y también folk rock y, al mismo tiempo, sonar modernos. De hecho, ese es uno de los aspectos que más me llama la atención de Children. Una obra cuyos referentes se encuentran en el pasado y que pareciera mirar atrás constantemente pero que, aún así, es actual y un tanto vanguardista.

En cualquier caso, si bien Children es un disco reverenciado por sus seguidores y los que tuvieron la suerte de contemplar un concierto de The Mission cuando apareció, se encuentra un tanto olvidado. Lo digo fundamentalmente porque puedo imaginar perfectamente varias de sus canciones apareciendo en la adaptación televisiva de Sandman o incluso en algunos momentos de The Watchmen. Creo además que aún continúa vigente. Todavía tiene algo que decirnos sobre las sinuosidades del alma humana y los recovecos y rincones oscuros que nuestro espíritu puede visitar. En realidad, creo que eso es lo más importante de Children. Que suena a hondo disco de conocimiento. Es, de hecho, una obra ideal para buscarse a uno mismo cuando se es adolescente y se descubren los cómics de Alan Moore o los poemas de William Blake y cuando ya no somos tan adolescentes y aparentemente estamos de vuelta de un montón de cosas.

………………………………………………

Carver in sand es tal vez el mejor disco de The Mission. Probablemente el más personal. En verdad, creo que es una obra que sólo ellos podían haber grabado. Nadie, por más que se hubiera empeñado en imitarles, hubiera sido capaz de lograr a las cotas líricas de un disco ensoñador y agreste lleno de sutilezas. En Carver in sand cabe todo. En su interior encontramos las habituales perlas de rock épico y gótico, esos medios tiempos que recuerdan a himnos de guerra y esos temas llenos de fuerza que podrían pasar por murallas rockeras. Pero lo cierto es que The Mission nunca habían desarrollado con tal grado de maestría y encanto su propuesta. Con tanto cuidado. Tanto es así que por momentos Carver in sand no parece una obra musical sino un lienzo. Una obra pictórica en la que son más importantes los pequeños detalles que las composiciones pues son ellos los que logran que el conjunto alcance ese aire evadido y poético lleno de belleza y serenidad. En Carver in sand aparecen, por ejemplo, múltiples retazos psicodélicos. Guitarras que parecen surgidas de un disco de Love o de un cuelgue en estudio de The Grateful Dead que contribuyen a crear una sensación evanescente y huidiza a lo largo de todo su desarrollo. Disuelven en un barreño de sensibilidad e imaginación la fuerza de temas como «Deliverance» y logran que otros como «Sea of love» sean ideales para quien desea contemplar el mar mientras fuma un cigarrillo de marihuana.

En realidad, Carver in sand es un disco alegre porque su tristeza, su nostalgia y su oscuridad se mezclan con un amplio espectro de matices sonoros o de pequeños y finos acordes que logran que el fondo negro de todas las acuarelas musicales de The Mission se llene de colores sin por ello dejar de reflejar matices sombríos. Carver in sand es una obra de fe. Había que tenerla para embarcarse en un paisaje místico cuyos contornos irradian tal grado de luminosidad. Tal grado de serenidad.

………………………………………………

Creo que no existe una prueba más evidente de que Carver in Sand es el disco donde The Mission llegaron a sus más altas cotas de inspiración compositiva que el hecho de que, unos cuantos meses después, apareciera otro llamado Grains of Sand que contenía muchos de los descartes del primero. Lo cierto es que Grains of Sand no baja demasiado el nivel y eso es ya mucho. Muchísimo. Yo soy de hecho de los que considera ambas obras como un todo. Un disco doble que por distintos motivos no llegó a salir nunca pero merecería haberlo hecho. En realidad, casi lo mismo que he dicho de Carver se puede afirmar de Grains aunque bien es verdad que en este último si bien es tan fácil encontrar la belleza del primero, no así su intensidad. Pero no tengo dudas de que si un productor hubiera mezclado ambas obras, nos encontraríamos con uno de esos míticos discos dobles que tanto amaban durante una época los fanáticos del rock. Un tanto irregular, sí, pero admirable en su ambición y resultados creativos. Uno de esos hitos del rock cuya importancia hubiera ido creciendo con el tiempo precisamente por encontrarse un tanto apartado y relegado al olvio. Shalam

الكلمة المزخرفة ليست صادقة

Palabra adornada no es sincera

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen…sol y quijote..
    2imagen….por orden: en que pienso?….ofrezco mi pobreza(pedir).. ..autoestima…..policia municipal de trafico, jajaj…
    3imagen….quijote y sol…..
    4imagen….mas cerca del sol…..
    5imagen….este si que quiere un look american y fuego…..
    PD: https://www.youtube.com/watch?v=VUI-ELCdjxo…waiting for the sun….the doors…..

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Cerámica gótica realizada por un pintor cubista día antes de su muerte. 2) Una mezcla entre un look gótico y uno de un grupo glam y hard rockero de Los Angeles. Otros tiempos. 3) Esta imagen se le aparecía en sueños al mencionado pintor y no tuvo otra que grabarla para siempre. 4) Salve. Espíritu Santo. Se escuchan loas de todo tipo y cánticos sagrados mientras la paloma se eleva por los soles de Saturno. 5) Músico inglés tocando en España tan a gustito. PD: Probablemente Jim Morrison desconoció que estaba creando a Mission y The Sisters con sus canciones..jajaj

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Imperializm

Dejo a continuación la novena reseña del libro Los 100 mejores discos del Siglo XX. En este caso, dedicada a Imperializm de Rakete. La próxima...
Leer más
Share This