AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Cine E Lawrence de Arabia (1)

Lawrence de Arabia (1)

Nov 19, 2022 | 2 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería sobre el filme de David Lean, Lawrence de Arabia, el cual por su extensión dividiré en dos partes. La primera la publico hoy y la segunda, la daré a conocer en próximos días. Por cierto que quien desee leer esta entrada con música puede hacerlo escuchando el tema principal de la banda sonora compuesta por Maurice Jarre.

Lawrence de Arabia

Lawrence de Arabia es un filme diferente. Es una película espectacular, para todos los públicos, llena de complejas sinuosidades y recovecos. Una superproducción que comparte muchas características con el cine de autor como es el caso de su pausado desarrollo temporal pero que también se complace en homenajear en determinados momentos al cine de aventuras y al de acción. En cualquier caso, David Lean logró ofrecer en ella una visión personal y caleidoscópica, llena de sana ambigüedad, de uno de los personajes más fascinantes de la Inglaterra del siglo XX: T.E.Lawrence (más conocido como Lawrence de Arabia).

…………………….

T.E. Lawrence continúa siendo un enigma en cierto sentido. Existen todo tipo de habladurías sobre su figura que, en algún caso, han sido corroboradas y en otras pertenecen al territorio de la leyenda más que al de la realidad. Hay quienes aseguran que leyó más de mil libros durante su adolescencia. Los que tienen claro que era un agente doble y que se ganó la confianza de los árabes con alevosía para lograr los objetivos que, previamente, el imperio inglés se había marcado. Y también existen quienes lo idealizan y le confieren un estatuto de héroe santo o los que piensan que fue un poeta de la guerra.

En fin. Más allá de exageraciones, si algo tengo claro es que T.E. Lawrence no fue alguien común. No hay más que leer unos cuantos pasajes de Los siete pilares de la sabiduría para comprobar que era una hombre sumamente perspicaz e inteligente. Observador y estratega. Lawrence escribía mejor que muchos escritores profesionales y tuvo más experiencias en unos cuantos años que la mayoría de personas en toda una larga vida. Tal vez, sí, fuera un artista y militar ambigüo y escurridizo con cierto espíritu juguetón pero creo que nunca terminó de quedar claro para la mayor parte del público quién era exactamente. Lo que permitió que su personalidad alcanzara un sobresaliente estatuto mítico hasta el punto de ser protagonista de una de las aventuras épicas más sobresalientes del cine del siglo XX.

Si yo tuviera que decantarme por una versión del militar inglés sería bastante más oscura que la que ofreció Lean. Creo que Lawrence siempe fue fiel al espíritu inglés y a sus mandos. También pienso que, en un momento dado, se emocionó con sus campañas por el desierto, sintonizó con los árabes y jugó a ser un adalid oriental. Pero que, en el fondo, siempre calculó muy bien sus movimientos. De no ser así, sería un mártir inglés, habría fallecido en batalla, y no creo que, bajo ningún concepto, su nombre hubiera emergido reluciente en las carteleras de los cines de medio mundo. Habría sido olvidado como el de tantos otros soldados.

……………………..

Probablemente, lo peor de la película de David Lean radique en que contribuye a lavar un poco la imagen de Lawrence. Muchos de los militares ingleses parecen estúpidos ogros maquiavélicos en comparación con él. El autor inglés juega en este sentido la carta del maniqueísmo. Para que el público entienda las dudas, sensibilidad y grandeza de Lawrence, contrasta su carácter y acciones con las de los militares que no se mezclan con la población árabe o hacen vida en sus cuarteles preocupados más por los deportes de entretenimiento que con la feroz guerra que se desarrolla en medio Oriente. Y para que los espectadores empaticen con su Lawrence, contrapone su furioso idealismo y sus dudas así como sus batallas en el desierto con los fríos planes hilvanados por sus superiores en impersonales despachos.

En cualquier caso, Lean era un gran autor. En su filme, ciertamente, la cámara ejerce de narrador omnisciente y, gracias a ello, es capaz de ofrece un retrato total de su héroe. Es decir; a Lawrence también lo vemos matar, endiosarse, perderse, sufrir crisis y revitalizarse en las condiciones más adversas. Lo que engrandece la figura de este guerrero tanto como el lustre de esta película tan ligera como severa y perspicaz. Una de esas escasas obras que condensan las mejores enseñanzas artísticas y comerciales y es capaz de contentar a todos los espectadores sin desechar profundidad. De hecho, tras ver Lawrence de Arabia todos sentimos que apenas hemos comenzado a atisbar el verdadero relieve del tema tratado pero, al mismo tiempo, percibimos que tenemos muchas de las claves para penetrar en él.

………………….

No cabe duda de que las mejores escenas del filme de Lean transcurren en el desierto. El cineasta británico aseguraba que un gran autor es aquel que logra que, en cualquier momento que detengamos la película, contemplemos un cuadro. Esto ocurre casi con cualquier secuencia de su filme, pero especialmente en aquellas memorables en las que Lawrence camina junto a uno o dos árabes entre dunas cuyo color resplandeciente provoca una sensación óptica embriagadora. Probablemente porque Lean deseaba que el espectador experimentara en su butaca lo que supone caminar, respirar y vivir en el desierto. Motivo por el que, por momentos, el tiempo parece dilatarse y la pantalla parece exhalar sudor y convertirse en un espejismo. Una experiencia inusual en un filme, repito, para todos los públicos cuya baza debería ser, por tanto, más la grandiosidad que la sutileza.

………………….

También existe una clara idealización de los árabes (sin por ello dejar de mostrar sus facetas más aricas y oscuras) y una estigmatización negativa de los turcos. La escena (basada en la realidad) en la que Lawrence es torturado y se insinúa que es violado, no deja lugar a medias tintas. Los turcos no parecen ser precisamente los individuos más civillizados y hospitalarios. No obstante, Lean es lo suficientemente perspicaz para dejarlos fuera de foco durante casi toda su película. Los turcos, sí, son la Amenaza pero, en cierto sentido, son una amenaza invisible. Están ahí pero no terminan de ocupar nunca el primer foco porque lo que importa, en realidad, es la vida nómade de los árabes y el espíritu libre y contradictorio de Lawrence. Los turcos son la excusa para comprender ciertas cotas del alma humano y no tanto el enemigo sin principios a derrotar (que también). Shalam

من مسحور في العزلة هل هو وحش بري أم الله

Quien está encantado en la soledad es una bestia salvaje o es Dios

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1ºimagen….feliz navidad mr lawrence…bowie…1983…
    2ºimagen….admirable parecido a peter otoole(figuron)…..
    3ºimagen…..advertencia de amigo……..,
    4ºimagen…..trotamundos….
    5ºimagen…geminado…..ceramica popular geminada de aledo (murcia) ………
    6imagen….san juan californio todo de blanco y oro…procesiones
    blanco y oro traje de torear para la alternativa….españa
    PD….https://www.youtube.com/watch?v=LGs_vGt0MY8….ryuichi sakamoto….feliz navidad mr lawrence…..la energia de las gotas de agua….sonrisa….

    Responder
  2. Alejandro Hermosilla

    1) Ojo occidental frágil y ojo árabe severo. Bowie partido en dos. 2) Hombre que se podría transforma perfectamente en La pantera rosa. 3) Dr Jekyll y Mr Hyde. 4) Inspiración para Dune. Naves espaciales con forma de camello. 5) El hombre que no quiso reinar. 6) Exacto. Eso pensé yo. Torero del desierto. PD: Recuerdo ver a Sakamoto en un concierto en Cartagena. Precioso. También recuerdo las críticas buenas de uno de sus últimos discos. Ya recordare cuál.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Yo necesito amor

Me alegro de no haberme cruzado con Klaus Kinski ni una sola vez en mi vida. Sé que no hubiera sido una experiencia agradable y si el titán germano...
Leer más
Share This