AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Música E El escolar

El escolar

Ene 6, 2023 | 2 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado en esta ocasión a Angus Young. El cual recomiendo leer escuchando uno de los clásicos temas de AC/DC: «Can I Sit Next To You, Girl».

 

El escolar

Angus Young es el Chuck Berry de las Antípodas. Nadie como el guitarrista australiano ha sabido interpretar las enseñanzas del músico norteamericano. Tampoco nadie ha sido capaz de imitar tan bien (hasta el punto de hacerlo suyo) el famoso «baile del pato» que Berry popularizó, aunque su inventor fue T-Bone-Walker. Chuck le puso mordiente a ese baile. Le dio el toque canalla y sexual. De algún modo, para Berry realizar ese baile era similar al clásico movimiento de caderas realizado por Elvis. En Angus, sin embargo, ese baile no posee connotaciones eróticas. Es más bien un gesto de alegría universal. Una manifestación de felicidad eterna. Cuando Young baila como Berry nos está diciendo directamente a cada uno de nosotros que es posible ser dichosos.

Al fin y al cabo, fue escuchando a Berry (y unos cuantos músicos más), que Angus comprendió instintivamente que el rock era diversión y goce. Punto. Que bastaban tres acordes interpretados con el sentimiento justo para poner a bailar a una multitud en una sala y que no había instrumento más festivo y sexual que la guitarra. Un riff de guitarra era capaz de lograr que decenas de mujeres pasaran de la inapetencia sexual al delirio y que durante varios instantes las aburridas clases de instituto fueran borradas de la faz de la tierra: el cielo en vida. Así que Angus se agarró a su instrumento como el niño a un chupachup de tal forma que pronto la convirtió en su juguete favorito. Su balón de fútbol.

Lo cierto es que, más allá de la famosa anécdota histórica que explica el por qué Angus escogió su indumentaria escénica, no creo que exista casualidad alguna en que el músico australiano continúe saliendo a tocar con sus clásicos pantalones cortos un día tras otro. Angus encontró en la guitarra el brebaje para no crecer. Convertir cada día de su vida en una oda a la infancia o a la adolescencia. La guitarra fue su pasaporte para vivir de la música, convertirse en un héroe, abandonar los aburridos estudios y ahondar emocionalmente una y otra vez en los sagrados momentos y discos que lo convirtieron en un músico. Por eso es que Angus gusta a todos. A los que aman el rock y a los que no. Porque Angus es un icono de la felicidad. No sólo es un compositor de temas pegadizos, bailables, (con un punch tremendo) que lo mismo sirven para ser entonados en bares llenos de obreros que en fiestas de fin de curso o excursiones de fin de semana a los bosques. No es únicamente alguien que consigue que el lunes parezca de repente un sábado noche con pinchar un tema suyo en el coche, sino que es, ante todo, un símbolo, repito, de felicidad. Algo parecido a lo que son el ratón Mickey o el pato Donald para los niños.

En gran medida, cada vez que escucho a Angus tengo la sensación de que mi equipo favorito ganó el partido del domingo. Cada uno de sus guitarrazos logra que en mi barriga sienta emociones parecidas a las que experimentaba cuando era adolescente y me acercaba a una chica que me gustaba. Esa sensación de que perder el tiempo escuchando rock es lo mejor que puede uno hacer en su vida si desea aprovecharla.

Los riffs de guitarra de Angus son concisos y desenfrenados. Angus nunca se adorna. No pierde ni un segundo en preeliminares. Una canción de AC/DC es como echar un polvo en el coche. Uno lo disfruta igual pero no puede realizar florituras. Hay que ir al grano. Así que todo es directo, sucio y un poco furtivo. Muy directo en definitiva.

Muchos acusan a Angus de ser un músico repetitivo e inmovilista pero eso es probablemente porque no entienden el secreto que esconden sus riffs. Angus no va en busca del tiempo perdido en cada concierto sino que directamente lo encuentra. Por eso los discos de AC/DC no saben ni a pasado ni a futuro. Cada vez que pinchamos uno (no importa cuándo fueron grabados ni a qué época pertenecen) nos conducen a nuestro presente. Nos transforman a todos en niños. A lo largo de la historia, muchos filósofos, historiadores y escritores se han preguntado dónde se encontraba la fuente de la eterna juventud. Yo, desde luego, desconozco el lugar en el que se halla, pero si tuviera ante mí a un viejo sabio griego, no dudaría en hacerle escuchar la guitarra de Angus. Si hay algo parecido que yo conozca, eso es un tema de AC/DC. Shalam

الرجل الذي يحرك الجبال يبدأ بإزالة الحصى

El hombre que mueve montañas empieza apartando piedrecitas

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….esta es mi cara de «chulico»….
    2imagen….aqui angus, lo estoy dando todo…….
    3imagen….me he hecho bordar otra «a» en los pijamas que me pongo…..
    4imagen….quedo abducido por mi mismo….
    PD….https://www.youtube.com/watch?v=KCFyKRtlLOI…..rufus thomas…live wattstax73….(todos los «bros»)…jajajjj

    Responder
  2. Alejandro Hermosilla

    1) Puedo casi hasta imaginar y percibir la canción que está tocando: «Whole lotta Rosie». 2) Haciendo el pasito de Berry-T.Bone Walker. 3) Señalando al cielo. El rock es un cohete que nos transporta al espacio. 4) Fiera heavy. Imagen que ponen las censoras a los políticos para explicar por qué hay que prohibir el rock. Angus se convirtió en un diablo aquí. PD: Todo en este vídeo es acertado y grandioso. Desde el vestido de Rufus (o lo que eso sea) hasta lo baies del público hasta las tomas de la cámara hasta las canciones. ¡¡¡Para enmarcar!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Bares y carretera

Si tuviera que intentar explicarle a alguien cómo hubiera sido la evolución del rock si, pasada la época psicodélica, hubiera seguido un camino...
Leer más
Share This