AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Música E Cuatro superhéroes de la Marvel

Cuatro superhéroes de la Marvel

Jun 26, 2023 | 4 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado en esta ocasión al orgiástico concierto que dieron ayer Kiss en Cartagena. El cual recomiendo leer escuchando uno de sus clásicos: «Love gun».

 

Cuatro superhéroes de la Marvel

Cuando leo un libro, veo una película o escucho un disco me gusta dejar transcurrir unos cuantos días antes de escribir algo, pero en esta ocasión no lo haré porque el concierto que dieron ayer Kiss en Cartagena fue descomunal. Otra dimensión. Un recital de los más divertidos que he visto jamás. Un puñetero circo psicodélico, extraño y marchoso que hizo que hasta los más escépticos movieran sus pies a ritmo de una ristra de mágicos temas a mitad de camino del cielo y el infierno.

………………………………………………………………………..

Desde el primer momento me di cuenta de que esa noche iba a ser especial. Seré sincero. Esperaba encontrarme a un Stanley y a un Simmons desganados y tocando por compromiso. Por el vil metal. Y fue todo lo contrario. En cuanto las cámaras enfocaron al Dios del trueno percibí que algo importante se venía. Gene sonreía a diestro y siniestro, hacía todo tipo de poses y se encontraba completamente metido en el papel. De hecho, me hacía pensar en Herman Munster. Alguien que perfectamente podía haber agarrado un murciélago en las manos y comérselo de un bocado y a continuación colgarse del revés de una puerta. Y, por otra parte, Paul Stanley parecía sonreír con sinceridad. Estarse divirtiendo. Algo que tuve claro en cuanto se dirigió a nosotros fluyendo alegremente, consciente de que cada concierto de Kiss es un acontecimiento. Una manera de trascender su encarnadura mortal y volar hacia los cielos.

………………………………………………………………………..

Tengo la sensación de que tanto para Paul como para Gene tocar en Cartagena (un lugar que jamás en sus vidas habrían pensado visitar) era mágico. No dudo que tuvieron que sonreírse y sentirse excitados contemplando las calles de la ciudad milenaria envueltos en sus míticas vestimentas. Una marcianada de tal calibre que no me extraña que estuvieran de tan buen humor toda la noche. ¡Joder! ¿Puedes imaginarlo? Kiss caminando entre viejos puertos fenicios, el submarino Isaac Peral y un teatro romano de esos que quitarían el hipo a los mismísimos dramaturgos griegos. Si lo piensas con tranquilidad, pocas cosas hay más surrealistas que estas.

………………………………………………………………………..

Bueno. Sí. Hay cosas más surrealistas. Por ejemplo, ver a Gene Simmons tatareando el nombre de Cartagena a ritmo de «Macarena». ¡¡¡Aaaayyyy!!

………………………………………………………………………..

Excepto dos temas de sus últimos discos, («Say yeah» y «Pshyco Circus») Kiss fueron a lo seguro. A desgranar clásico tras clásico. Si he de decir la verdad en ocasiones me aburro cuando los grupos deciden repasar (por cualquier excusa) sus temas más conocidos en los escenarios. Pero no fue este el caso porque, en esta ocasión, lo importante es que las míticas composiciones fueron tocadas con total convicción. Con tanta que juro que por momentos sentí que estaba asistiendo a uno de esos míticos recitales que forman parte del Alive I o el Alive II. Y por eso tampoco me importó demasiado que pudiera haber unos cuantos momentos en los que tiraran de partes pregrabadas para dar solidez a su propuesta. Hubo, de hecho, instantes en que casi se me saltaron las lágrimas imaginando lo que tenía que ser un concierto de esos clowns circenses que caminaban sobre inmensos zapatos de plataforma en los años 70. Eso era pura fantasía. Un cómic de la Marvel hecho realidad. La introducción de los superhéroes en el mundo de Bowie y Alice Cooper. Peligro, noche, descaro y dibujos animados. ¿Qué más se podía pedir?  Pero lo mejor de todo es que lo que experimentamos ayer fue comparable (salvando las distancias) en cierto sentido a aquello. Ok. Obviamente, no vivimos ya en los los 70 pero el concierto fue tan bueno que permitió remontarnos a esa época.  Realmente, Kiss montaron la fiesta de instituto perfecta. Una banda sonora que lo mismo podía sonar en Viernes 13 que en Loca Academia de Policía o Porkis o ejercer de soundtrack de un cómic de Namor, Estrella Plateada o Puño de Hierro. ¡Yeah!

……………………………………………………………………….

Ayer fue una noche de esas en las que todo cobra sentido. Kiss empezaron tan fuerte que incluso agradecí el tiempo dedicado a los solos de guitarra y batería. Básicamente, porque necesitaba descansar para tomar aliento y continuar disfrutando y era comprensible que los miembros de la banda tuvieran antes o después que tomarse un respiro después de tan enérgico comienzo. Ciertamente, Kiss se encontraban tan inspirados que incluso fueron capaces de darle a un tema tan simple y efectista como «Lick it up» todo tipo de matices y sonoridades que casi que por momentos lo hicieron maravillosamente irreconocible; lo tranformaron en un clásico freaky psicodélico incombustible cuando, en realidad, es una tema genial, sí, pero parecido a una pesada losa, a un monolítico y enorme ladrillo.

En verdad, lo que hicieron Kiss ayer no fue sólo un concierto. Fue, como ellos mismos proclaman desde tiempos inmemoriales, un espectáculo. Una oda a la imaginación y a la fantasía. Un combate a muerte contra la mediocridad. La imagen de Stanley volando por los cielos antes de cantar «Love Gun», la de Simmons soltando sangre por la boca mientras hacía sonar su bajo como si estuviera en medio de un filme psicofónico dedicado a Batman y el solvente y notable desempeño de Tommy Thayer (que por momentos llegó a lograr lo que parecía imposible; hacer olvidar a Ace Frehley) y de un Eric Singer que más que un gato se asemejaba a un tigre, trasformaron la noche de ayer en un carnaval infinito. Un inolvidable baile de máscaras y disfraces en el que la nostalgia no era afortunadamente el factor más importante sino un ingrediente más de la fantástica ecuación.

¿Qué más puedo decir? Cuando el cielo se llenó de papelitos y kiss entonaron los clásicos acordes de «Rock and roll all Nite», creo que quien más quien menos tuvo la sensación de que ese himno resumía lo que, en el fondo, cada uno de los allí presentes habíamos deseado en algún momento de nuestra vida (aunque sólo fuera uno) con toda nuestra alma: pasar el resto de nuestra existencia escuchando rock and roll y de fiesta. ¡Que la fiesta no cesara jamás!

…………………………………………

No soy yo de los que suelen ir disfrazados a los conciertos y mucho menos para ir a uno de Kiss. Me encanta ver a sus fans maquillados pero yo al menos nunca lo haría. Tampoco fui, por ejemplo, jamás a ver a Boca a la Bombonera con una camiseta del equipo. De todas formas, la sensación de felicidad que me transmitieron ayer fue tan grande que lo que no entiendo es el motivo por el que no vamos todos maquillados como ellos diariamente. Sería genial comenzar los lunes embadurnándose la cara como el Dios del trueno, el hombre gato o el chico estrella. En realidad, creo que eso es lo que completaría perfectamente la ecuación Kiss. Que sus seguidores (sin necesidad de un concierto) nos presentáramos maquillados en todos los lugares (escuela, oficina, bares) aunque fuera por un solo día. De ser así, seguro que el mundo sería un lugar más interesante y mucho más divertido. Shalam

عش وفكر مثل الفقير وستكون دائمًا على ما يرام.

Vive y piensa como un pobre y siempre estarás bien

4 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….personajes hasta el 2023….del 1973 al 2023…30 años despues…….
    2imagen…..la nariz queda relamida como la mosca del fraile…jajaj
    3imagen…..circo tonetti….mol fort….los colegas no atrancan…..
    4imagen…..tres eran tres las hijas de elena….tres eran tres y nunguna era buena…..
    5imagen…..estos tres estan empeñados en seguir ganandose la vida asi….30 años despues…..(cabezas de serrin)…….
    PD…..https://www.youtube.com/watch?v=azrBPp9mNlM….adore you…live harry styles….un clasico….un hit ….

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) A mí me salen 50 años. No 30. Pero todo es posible. Gatos amargos cantando a medianoche. 2) Herman Munster reencarnado en bajista de Kiss. Todos felices e inmortales. 3) La madre de las parodias. La madre de las series de tv de humor. 4) De crucero por el mar del tiempo. 5) ¿Son 50 o 30? Aquí se perciben los problemas con el oído de Stanley. Comunicación postural. PD: Me quedo sin dudas con el gran Rick Astley. https://www.youtube.com/watch?v=ZXdCGMqwiX4

      Responder
  2. andresrosiquemoreno

    pero bueno!!!!!…vaya cuenta tan mal hecha….(30 años ya me parecian bastantes, no?)….(que antiguo soy, sonrisa)…..claro que son 50 años despues………en cuanto al lp «harry´s house»2022….
    si le das una oportunidad es un autentico bombon….es posible!….
    ……………………………………………………………………………………………..
    oye ese gran rick astley (50 escrito en el bombo) parece que no tiene los registros vocales necesarios ni la estridencia desesperada de los australianos…..(cuidado,me ha pisado el rabo las ruedas del camion)..jajajj……….

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      Ahora veo este comentario. Bueno. Le daremos una oportunidad a Harry’s house aunque aor estoy con el hipnótico y misterioso Jay Mulin. Rick Atsley es el número 1 del kitsch y no se hable más. jajajaaj

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Kill city

Kill city (1975) es un disco arisco y crudo en el que se siente tanto la influencia hippie como la del futuro punk rock. Lo que lo convierte en una...
Leer más
Share This