AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Música E Antònia

Antònia

Dic 18, 2023 | 2 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado en esta ocasión al grupo mallorquín Antònia Font. El cual recomiendo leer escuchando uno de los temas de su quinto Lp, Batiscafo Katiuscas: «Wa yeah!».

 

Antònia

Antònia Font siempre han sido un grupo especial. Una palabra un poco gastada que suena a capricho pero que creo que se aviene perfectamente con las características de un grupo que no, no reinventó el pop, pero sí fue capaz de transformarlo en un cohete surreal que lanzaba todo tipo de coloridos pigmentos en su camino a las estrellas.

………………………………………………………….

Las canciones de Antònia Font son batidoras impregnadas del sabor y el olor de distintas frutas. Cada canción es un mundo en sí misma. Hay algunas que parecen postales surrealistas de amor sin un remitente y un destinario concretos, arrojadas en la calle. Otras rememoran levemente el tono poético y etéreo de los temas de Golpes Bajos. Muchas son una rala especie de odas folkie encargadas de convertir la cotidianeidad en un truco de magia. Y las hay que podrían aparecer perfectamente como bandas sonoras de una obra de teatro de Alfred Jarry. En cualquier caso, ninguna de ellas pierde nunca su contacto con la realidad hasta el punto de que ese es tal vez el rasgo más original y característico de las mismas: tener un pie puesto en el paisaje cotidiano de las ciudades y pueblos españoles y otro en uno imaginado y soñado que se encuentra más cerca de las estrellas, la luna y el amorfo y sensual país onírico que de las oficinas de bancos o las aulas de los institutos.

………………………………………………………….

En la vida no suele haber casualidades. Vida y arte suelen encontrarse estrechamente relacionados. El día que comencé a descargar fotografías de la banda mallorquina para escribir este avería, decidí comprar una alfombra para mi salón. Como no tengo coche y el amable encargado de la tienda en la que la adquirí no deseaba que yo esperara varios días para recogerla, (algo que, como le dije, haría cuando pudiera encontrar un amigo que me trajera allí en su coche) me sujetó y ató la alfombra con esparadrapo y una pequeña cuerda a mi espalda y mochila. Y fue así que pude llevármela a mi casa en mi bicicleta y disfrutarla ese mismo día.

Lo interesante en este caso era no sólo que mi aspecto (un ciclista llevando en sus lomos una enorme alfombra) fuera ya de por sí un tanto surreal sino que en mis pequeños auriculares sonaban en ese momento diversas canciones de Antònia Font. Y durante un momento sentí que estaba viviendo en una de sus canciones o protagonizando un hipotético vídeo de la banda. Creo que durante esos minutos comprendí un poco mejor las raíces y sentido de su arte.

Creo que, al igual que yo cuando compré la alfombra, Antònia Font en ningún caso se habían planteado ser dadaístas pero terminaron realizando discos que, en cierto sentido, podían invocar la memoria de aquel movimiento. Es decir; si Antònia Font han podido ser catalogados como un grupo arty o surreal ha sido de manera espontánea y natural. Caminando en dirección contraria a los postulados de movimientos cuyo elitismo los ha situado en gran medida lejos del alcance de la gente común.

Sin negar el talante culto y elaborado de muchos de los discos de Antònia Font, creo que la esencia de su música se encuentra precisamente en las celebraciones populares. Creo que no han buscado conscientemente ser elitistas sino ser lo más populares que podían ser, reverdeciendo el rastro carnavalesco de las viejas fiestas de pueblo o el espíritu desenfadado y jovial de las ferias de los domingos.

………………………………………………………….

Mi disco favorito de Antònia Font es Batiscafo Katiuscas. Una obra en la que realizaron una exploración subterránea por el pop juguetón. Aferrándose a la imagen del submarinismo, ralentizaron su propuesta, miraron con cierta distancia al pasado y al posible futuro del pop, y se dedicaron a describir con talento y cierta discrección su particular viaje por el país de las maravillas. En aquel disco todo sonaba fluido y tranquilo. Tal vez porque la banda de Joan Miquel Oliver no tenía urgencias. Sabía que ya era casi imposible sorprender en el mundo del pop. Que casi todos los caminos ya se encontraban transitados. Pero que eso no era obstáculo para deleitarse con las posibilidades de un estilo cuyos contornos estiraban a su antojo como si fuera una plastilina realizando todo tipo de experimentos contenidos que eran en el fondo homenajes al espíritu de los viejos viajeros y aventureros artísticos.

………………………………..

Batiscafo Katiuscas era puro submarinismo pop. Era un disco que reelaboraba aquellas viejas epopeyas de The Beatles en Yellow submarine. Una obra con cierta nostalgia por aquellas épocas en las que los seres humanos avizoraban por primera vez parajes agrestes o esas otras en las que el pop era un lienzo movedizo que deparaba sorpresas continuas. Una garantía de creatividad. Una televisión apagada de la que brotaban (como si alguien hubiera tomado psicodélicas setas) muñequitos, gnomos, animales parlantes y todo tipo de seres tan raros como entrañables.

………………………………..

Da la impresión, repito, de que la creatividad en Antònia Font siempre ha fluido de manera natural. Por eso puede uno imaginárselos tocando en una verbena amenizando la noche de parejas que no terminan de comprender qué están viendo y escuchando pero disfrutan con alegría de la propuesta y puede uno, asimismo, vislumbrarlos en medio de un chiringuito haciendo bailar al típico público de las playas veraniegas. En cualquier caso, a pesar de su ánimo festivo, su propuesta tiene un toque íntimo, lírico, meditado y cuidadoso que la hace ideal para ser representada en teatros. De hecho, creo que a pesar de haber dado algún que otro histórico concierto en recintos multitudinarios, donde menos pegan Antònia Font es en los típicos festivales de pop.

…………………………………….

Antònia Font son la mezcla perfecta entre Golpes Bajos, Albert Pla, Flaming Lips, Os Mutantes y una maqueta perdida grabada por The Beatles en la época del White album. Pero también son parecidos a esos colegas de nuestro barrio con cierto talento que, de repente, (por esos milagros que de tanto en tanto ocurren) son capaces de convertir un hobby, una divertida afición, en arte.

…………………………………….

Algo que me gusta de Antònia Font es que en una época en la que la política lo invade todo hasta el vómito y se encuentra uno a murcianos que nos dicen con orgullo lo que piensan de los montes de una (supuesta) nación murciana (a la que sólo le falta la lengua) o extremeños que sueñan en convertir a Badajoz en un nuevo feudo medieval contra las regiones (o naciones) de su entorno, no utilizan el catalán por ningún peregrino motivo reivindicativo sino por ósmosis natural. Porque esa fue la lengua con la que sus componentes vivenciaron los momentos más íntimos y álgidos de la adolescencia y es, por tanto, con la que se sienten más cómodos.

Para Antònia Font, el catalán es la lengua que les remite al paraíso infantil y para el resto de sus fans españoles un fusil surrealista que convierte en más extraño e inaccesible su ralo discurso musical pero al mismo tiempo lo hace más atractivo y abstracto. Más astronauta rimador, signifique lo que signifique esta última expresión.

…………………………………….

Repito que lo que más me gusta de Antònia Font es que su dadaísmo es natural. No es impostado. Es un grupo que siempre ha apostado por hacer lo que necesitaba antes que lo que se le exigía. Por eso en cuanto sintieron que no tenían mucho más que decir y sus proyectos personales los conducían por diversos caminos, dijeron adiós y no volvieron a grabar un disco en diez años. ¿Para qué estirar un chicle que aparentemente estaba más que masticado? ¿Para qué alargar la hora de un recreo que había durado semanas, meses, años?

Venían además de grabar su disco más incomprendido: Vosté ès aquí. Un disco parecido a un álbum de postales minúsculas cuyos temas eran a veces meros esbozos melódicos que, debido a su brevedad, no terminaban de atrapar a los oyentes. En realidad, Antònia demostraron allí que lo suyo aspiraba a ser una enorme broma, que sus temas añoraban disolverse en el abismo del universo y que como banda rehuían la trascendencia. Pero el chiste no se entendió, la banda se agotó mentalmente, avistaron un cambio de ciclo y dedicieron hacerse minúsculos del todo poniendo el cierre a su deliciosa aventura.

………………………………………………………………

Las virtudes de Antònia Font han sido siempre la sorpresa y la frescura. Eso les ha permitido citar textos literarios o estribillos de famosas canciones pop sin parecer en absoluto pedantes. Como ese colega inteligente y gracioso que todos hemos tenido en algún momento que era capaz de extraer brillo de los momentos más tensos y aburridos y siempre iluminaba con una sonrisa los rostros de quienes se arremolinaban en torno a él a escucharle contar anécdotas, tocar la guitarra o contar chistes de una manera sumamente personal, única.

…………………………………….

La melodía y las letras son esenciales en los discos del grupo mallorquín. Las letras son en ocasiones inteligibles. Son tanto hijas del barrio como de la Universidad. Son literarias y barriales y son como todo lenguaje personal inconfundibles e imposibles de comprender totalmente. Y, por otro lado, las melodías son sumamente líricas. Hay algo épico en ellas que las hace irresistibles. Sí. Sé que la palabra épica unida a un grupo como Antònia Font no es algo demasiado común pero creo que precisamente lo que convierte su lirismo surreal y mediterráneo en un arma adorable es precisamente su carácter épico. La capacidad que poseen Antònia de convertir los momentos cotidianos de la vida en hazañas dignas de protagonizar una canción pop. No es difícil, por ejemplo, imaginar cualquiera de ellas acompañando un vídeo protagonizado por un señor que circula durante el mes de diciembre en su bicicleta por playas desiertas con una enorme alfombra atada a su espalda. Shalam

كل فكرة تنتصر تسير نحو تدميرها

Toda idea que triunfa camina hacia su perdición

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen…..duchamp esta venciendo a picasso……
    2imagen….encuentros en la tercera fase(1977)…..
    3imagen…nuclear si, por supuesto…..
    4imagen….queremos comunicar con el exterior….con los satelites en un atlas en espiral, jajaj….
    5imagen….utilizacion de este animal como paradigma comercial de absorber liquido (orina de los bebes)……
    6imagen…todos estos llevan los gorros rusos(gulag) y los de david crockett tambien(serie usa)….
    7imagen….haciendo auto-stop, destino la via lactea(buñuel-1969)

    PD…https://www.youtube.com/watch?v=dq6fCOGyVJg..
    ..jajaj…extraordinaria interpretacion dadaista por parte de beefheart (corazon de vaca)…..
    tu llevas la alfombra y la bici vuela…..
    PD2….https://www.youtube.com/watch?v=nRc0yaMW7Mw….
    2000 light years from home-1967…..
    la alfombra os lleva a los dos(bici&tu)……

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) sueño de futbolista de segunda división levantando las manos tras meter un gol y escuchar su nombre siendo coreado por la multitud. 2) Personajes de una posible nueva película de Shalamayan. 3) Devo… «whit it up, whit it up» 4) Iker Jiménez nos presenta en exclusiva el nuevo equipo de ufólogos que ha contratado para la nueva temporada de su programa. 5) Serigrafía desechada por Andy Warhol mientras ensayaba para un comercial dedicado a cornfles de kellog. 6) Los rusos de la estación de «The thing» que se encontrarán los norteamericanos que protagonizan el filme al comienzo del mismo. 7) Agortunadamente hemos podido sobrevivir a la etiqueta de indie sin dejar de ser independientes. Mira qué felices estamos por ello. PD: 1) Es increíble lo mucho que ha copiado-aprendido Tom Waits de la voz del capitán…. La alfombra es comida por los gusanos en el trayecto en bici y al llegar a casa ya no existe. 2) Extraordinario vídeo de un señor llamado Peter Whitead que no conocía pero resulta ser alguien importante en la contracultura. Su vídeo desde luego lo deja claro. Meliés meets Sgt. Peppers.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Fiebre por el pasado

Dejo a continuación un nuevo avería decicado en esta ocasión a The Style Council; el grupo de Paul Weller y Mick Talbot. El cual recomiendo leer...
Leer más
Share This