AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Música E A los muertos

A los muertos

Ene 2, 2023 | 2 Comentarios

Poco a poco voy volviendo a mi zona de confort después del estrés que me ha provocado la reciente publicación de Un reino oscuro. Así que aprovecho para saldar una deuda artística con este breve avería sobre un impresionante músico que falleció hace unas semanas: Angelo Badalamenti. El cual recomiendo leer escuchando una evanescente melodía entonada mágicamente por Jimmy Scott que aparece en la banda sonora de Twin Peaks (el filme): «Sycamore Trees».

 

A los muertos

Angelo Badalamenti componía música en homenaje a los muertos. Gran parte de la seducción de sus bandas sonoras procedía de este hecho. Sus melodías encajaban tan bien con las imágenes del cine porque eran crepusculares. Nos advertian de que todos íbamos a morir y que por ello, no debíamos rehusar a disfrutar de un nuevo amanecer, observar el crecimiento de una flor o de los rugidos del mar.

Badalamenti era un músico invernal. Atmosférico. Creaba ambientes. Anocheceres. Tocaba su piano con maneras de pintor romántico e impresionista. Bastaba que comenzara a sonar un tema suyo en una sala para experimentar inquietud. Cuando escuchábamos a Badalamenti todos entendíamos intuitivamente que íbamos a morir en cualquier instante y algunos incluso dudábamos si no estábamos muertos ya. Su música no buscaba la belleza sino que la encarnaba. Orfeo y Badalamenti se hubieran entendido perfectamente porque ambos parecían vivir en el Hades. Angelo, de hecho, era capaz de detener el tiempo con tan sólo dar luz a una melodía. En cierto modo, toda su discografía es un inmenso réquiem compuesto desde el más allá. Un encuentro en el desfiladero con los muertos. Una llamarada perdida en medio de una noche eterna. Una lágrima cayendo a un abismo desde la alturas.

Existía un dramatismo operístico en casi todo lo que Badalamenti componía. Su música era un interrogante continuo. Un dulce enigma. Parecía hecha para acompañar a los difuntos en el camino hacia la reencarnación. Revelaba aspectos de los seres humanos que desconocíamos antes de escucharla. Su música era tan profunda, bella y oscura que lo mismo servía como sintonía ideal de una reunión BDSM, una fiesta adolescente o un viaje por una solitaria carretera a altas horas de la noche. Lo mismo podía ser utilizada para acompañar el vuelo de una mariposa que el despertar de la sexualidad de una joven o el lento hundimiento de un cisne en un lago ensangrentado.

Sugerir que Badalamenti era un genio era casi una grosería de tan evidente que era. De hecho, casi lo más justo que se me ocurre afirmar de él es lo que ya he insinuado unas cuantas veces. Que, en realidad, estaba muerto. Porque sólo así alcanzo a explicarme cómo fue capaz de retratar musicalmente con tanta morbidez y belleza la soledad y extrañeza adolescentes o el paso del tiempo sin dejar de ser insinuantemente violento y oscuro.

La música de Badalamenti es un agujero negro. Siempre permanecerá inescrutable. Porque no daba respuestas. Era un profundo e intuitivo cántico a lo desconocido y a lo fugaz. Un reflejo de nuestros sueños. Un eterno llanto por la inocencia perdida. Shalam

من يعرف الحقيقة ليس مثل من يحبها

El que conoce la verdad no es igual al que la ama

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen…una buena caminata….
    2imagen…..a) en el suelo dos frailes(zig-zag)…en los sillones las fuentes con el chorro verticsl….jajajj..la marmolina y las trompetas siguen igual….
    b) ojos inflamados….
    c) dos pinos, dos montañas, una asimetria……
    3imagen….ole!!!!!
    PD…https://www.youtube.com/watch?v=S_IvHGWjhNc…the motel…bowie…outsise…..

    Responder
  2. Alejandro Hermosilla

    1) Un protagonista secundario de «El padrino». Su cara aparece en una foto de despacho de uno de los Corleone. 2) La foto de la izquierda es como la continuación de 2001: odisea del espacio pero onírica. De las pesadillas de Kubrick emergen las alucinaciones de Lynch..jajaj.. Entre medias, Badalamenti que parece a uno de los enanos del más allá de la serie. 3) Político italiano. Podría ser un filme de Sorrentino. Político corrupto. PD: Perfecta elección. Pues podría aparecer tanto en la banda sonora de «Carretera perdida» como en la de «Twin Peaks».

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Peligro

Dejo a continuación un nuevo videoavería dedicado a un rockero excéntrico, genial y peligroso: Andrés Calamaro....
Leer más
Share This