AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Literatura E La nueva subjetividad

La nueva subjetividad

Feb 7, 2023 | 3 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado a La nueva subjetividad; el podcast de Alfonso García Villalba que puede escucharse en Ivoox. Obviamente, aconsejo leer este avería escuchando una de sus entregas (la octava) llamada (o más bien denominada) «Experiencias oscilantes de devoción y tedio» que coloco aquí.

La nueva subjetividad

La nueva subjetividad, el podcast de Alfonso García Villalba, es una pasada. Una alucinación. Un viaje psicodélico por un mundo en penumbra en medio del que aparecen todo tipo de resplandores y vibraciones. Es un fractal sonoro. Es una planta deshaciéndose en medio de un universo musical en el que los sonidos y olores se confuden, provocando emociones, sensaciones. Eso que Alfonso García Villalba demonina con todo acierto la nueva subjetividad. Lo onírico y lo secreto conviviendo desprejuiciadamente con la tecnología y el átono discurrir de la civilización de masas.

La nueva subjetividad es un parásito. Una enfermedad incontrolable. Un implante. Un alien. Una traducción a sonidos de un ensayo de Baudrillard o de Mark Fisher. En realidad, son este tipo de programas (aunque deseo aclarar que La nueva subjetividad no es tanto un programa como un viaje o una experiencia sensorial) los que deberían estar actualmente apareciendo en Radio 3. Ok, tal vez no en horas de máxima audiencia, pero sí que podrían tener un hueco durante la madrugada. Los oyentes de la emisora tendrían que tener la suerte de poder encontrarse con momentos así en caso de no poder dormir y verse obligados a bucear por las ondas.

Cualquier radio de vanguardia tendría que tener un programa donde el oyente nunca supiera lo que va a encontrar. Una emisión en la que pudiera dejar volar la imaginación y olvidarse de escuchar música tal y como solemos hacerlo actualmente por imperativo comercial; más pendientes del nombre del grupo como del solista que ha compuesto el tema que de la experiencia en sí misma.

Uno de los aspectos que más me gusta de La nueva subjetividad radica precisamente en eso. En realidad, conozco a la mayoría de los grupos que aparecen en el podcast, pero casi nunca puedo identificarlos cuando suenan. La narratividad, la evolución de cada sesión logra que mi mente viaje y me centre más en experimentar el lugar hacia donde estoy yendo y lo que estoy viendo (y sintiendo) internamente que en identificar a quién pertenece. De hecho, casi nunca miro la lista que Alfonso incluye en su archivo. No la necesito. Ante todo, por la alegría e imperiosa necesidad de experimentar la música en su mayor pureza.

Es inevitable citar, por otra parte, a David Lynch al mencionar La nueva subjetividad. Más que nada porque, por momentos, parece que es el director norteamericano quien habla. O que al menos muchas de las ocurrencias de Alfonso serían muy bien aceptadas por éste. Creo además que se pueden ver unos cuantos filmes de Lynch sin sonido, escuchando el podcast. Lo recomendaría concretamente para contemplar la tercera temporada de Twin Peaks. Creo que, en gran medida, los oyentes podríamos convertirnos en ese caso en aquellos conejos que aparecían espectralmente en Inland Empire. Ver la insólita tercera temporada de Twin Peaks escuchando esto y con una máscara de conejo puesta debe ser lo más parecido a dar un esquizoide corte de mangas a un mundo tan avasalladoramente desconexo como el contemporáneo. O al menos, una manera de fusionarse con él sin morir de hastío.

Obviamente, no recomiendo escuchar a cualquier hora La nueva subjetividad. Sugeriría hacerlo, sin dudar, un domingo por la tarde. En medio de la letanía del día de fiesta y cierta preocupación por la futura llegada del nuevo día laboral. También me parece adecuado escucharlo un lunes muy temprano o cualquier día de la semana entre 4 y 6 de la tarde. Aunque un día me dormí escuchándolo y tuve sueños alucinógenos parecidos a medusas y a mariposas de un solo color. También, por supuesto, a lagartijas.

En fin, no tengo dudas de que La nueva subjetividad es hasta ahora la obra más perfecta de Alfonso García Villalba. Es la banda sonora ideal para leer todos sus textos creativos. De hecho, creo que aquí ha sublimado todo lo que intenta transmitir en sus novelas y cuentos. Incluso en su blog. Básicamente porque a Alfonso la novela se le queda corta. No digo que sea un maestro ni que no lo sea. Digo simplemente que la literatura se le queda corta. Alfonso necesita más medios para expresar su mundo interior. Lo que desea decir. Y, en este caso, mezclando música, palabra, ensayos, poesía, cuelgues narrativos, psicodelia y ecos sonoros se aproxima más que nunca a canalizarlo. A soltarlo.

A día de hoy, hay algo que se ha perdido completamente. La relación de sorpresa y misterio entre el sonido y la palabra. Sonido y palabra es un par que se encuentra completamente encasillado. No vive en libertad. No posee ya un magma creativo. La combinación entre sonido y palabra actualmente es un muro. Un desecho de normalidad operativa. Todo lo contrario de lo que ocurre en La nueva subjetividad. Un podcast que la revive y revaloriza demostrando que, sí, claro que sí, el lenguaje (si es lenguaje y no doctrina) siempre es un virus. Un virus que puede y debe desdoblarse no sólo narrativamente o en ecos auditivos sino también en sonidos, colores, emociones y enfermedades. Orgasmos ocasionales.

Cualquiera que me conozca, sabe que hace años dejé ir a clubs. Hace años dejé de ir a sesiones de djs. Pero si tuviera la más mínima sospecha de que en un antro de una ciudad o incluso en un festival pudiera encontrarme con sesiones similares a las de La nueva subjetividad, no dudaría en acudir. O al menos ya lo no lo tendría descartado de mi periplo vital. Sin dudas, me volvería a dejar sorprender. Volvería, sí, a abrir la puerta de las discotecas o de los bares como si fueran pasaportes para introducirme en el país de las maravillas. Shalam

يمكن للرجل أن يكون هو نفسه فقط عندما يكون بمفرده

Un hombre puede ser él mismo sólo mientras está solo

3 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….franz xaver messerschmidt, escultor austriaco(1736-1786)…(alfonso garcia villalba seguro que le gustaria conocerlo si no lo conoce ya….sonrisa…(es igual que el)…jajajjj…
    2imagen….alfonso garcia villlba en el aseo….los espejos de miguel angelo pistoletto….bowie tambien tiene esa instantanea….
    3imagen….hinojo-anis y de fondo el cinamomo (arbol de semilla toxica mortal)……
    4imagen….queridos amigos el perejil mata a los conejos (se esconde detras del papel atrezzo sonido……
    5imagen….la volkswagen uso a los conejos para su jugar al golf su coche insignia (yo prefiero el polo, por lo de las construcciones de mario merz)…..
    PD….ivoox es una empresa (que deberia tener lugar fisico no online)…..good morning robin williams tenia un lugar fisico…….radio cartagena tiene un lugar fisico, no?…….
    veo a alfonso muy bristol, muy trio-hop…jajajjj….

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Vaya. No conocía a este escultor. Pero me han fascinado sus cabezas. Tan inquietantes como bufas. Tan divertidas como terroríficas. Candidatas a avería. 2) Recuerdo una novia de Alfonso que era fanática de Bowie y con la que vi al músico la única ocasión en que lo disfruté en concierto. Durante la mágica gira de «Outside». 3) una versión fotografíca sutil de La invasión de los ultracuerpos. Música de Xenaxis en combinación con la fotografía. 4) Locura. Conejos. Martillo. Pynchon-locura. 5) Ahí es donde acaban en el mundo posmodernos los conejos de Alicia en el país de las maravillas. PD: Creo que da igual lo de trip hop. Heavy metal no es. Creo que hay profundizar más allá de la imagen. La sensibilidad no es usual, bajo mi entender, claro, ja.

      Responder
  2. andresrosiquemoreno

    ……muy trip-hop

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Cabra negra

El primer disco de Black Sabbath es un disco demente. Una ceremonia de misa negra. Basta escuchar la forzada y sugestiva voz de Ozzy Osbourne para...
Leer más
Share This