AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Filosofia E Confesiones

Confesiones

May 14, 2024 | 2 Comentarios

Hoy seré breve. Creo que no existe ejemplo más claro del comienzo de la cultura narcisista que la biografía de Rousseau. Obviamente, en Las Confesiones el narcisismo todavía no había caído en el pozo pestilente posmoderno. Se encontraba en agraz. Todavía el narcisista no terminaba de finiquitar el contrato con Dios pero ya buscaba en el Estado y los libros al sustituto con el que pactar. En resumen, ya apuntaba maneras.

Cuando los ilustrados le cortaron la cabeza al rey también tuvieron tiempo de lanzar sus puñales contra Dios y, como resultado, no salió un hombre más centrado y humilde, consciente de sus limitaciones y coherente con su recién estrenada conciencia de mortalidad. No. Surgió un hombre que se creía el centro del mundo. Un yo que se creía capaz de lo imposible y no cesaba de reírse de sus semejantes. El amor fue sustituido por la igualdad y la igualdad no tardó en ser sustituida por el desprecio altivo hacia las masas. El complejo de superioridad. ¡Pero qué guapos e inteligentes somos! La caridad fue subvertida por la razón pero la razón sin fe y cielo que la sostuvieran devino en caricatura narcisita. Las catedrales eran fruto del esfuerzo colectivo. La Enciclopedia de un grupo de hombres cultos entre los que destacaban varias personalidades. Hombres que deseaban significarse.

Si hubo alguna vez un inconsciente colectivo, este se diluyó para siempre en la Ilustración. La razón no acabó con las supersticiones religiosas. Se diría que las multiplicó. No tanto porque la Ilustración ratificara el credo protestantista al tiempo que daba carta libre a los cultos paganos, la masonería y todo tipo de supercherías utilizadas como catapultas contra la religión sino porque convirtió al cerebro, a la ciencia y la propia razón en sus dioses. Una herejía que no contribuyó tanto a mejorar el mundo sino a desacralizarlo. Igualarlo por lo bajo. Convirtiendo la cultura en propaganda y arma de manipulación. Método de control sin mística ni pasión.

Ok. De acuerdo. Tal vez esté exagerando pero aconsejo a quien así lo crea que lea los párrafos iniciales con los que Rousseau comienza su biografía. Unas confesiones que ahora no son privadas sino que son públicas y más que como historia ejemplificante sirven como entronización del yo.

Rousseau no sólo se considera único y diferente sino especial. Da la impresión de que Dios debe sentirse feliz ante su presencia y de que la naturaleza rompió el molde con él. A veces pienso que con Las Confesiones no nace, como tradicionalmente se sostiene, el hombre libre de ataduras tradicionales sino que quien lo hace es el hombre esclavizado a su propio yo. Ese neurótico incorregible con el que los psicólogos posteriormente harán fortuna sentándolo en su diván no tanto para que se comprenda mejor sino para que termine de glorificarse y diferenciarse del resto. Aprenda a vivir dichoso con su ególatra enfermedad sin sentirse culpable por hacer lo que le viene en gana.

En fin, sin más, dejo el pasaje mencionado de Las Confesiones. Un libro por otra parte muy recomendable: «Emprendo una obra de la que no hay ejemplo y que no tendrá imitadores. Quiero mostrar a mis semejantes un hombre en toda la verdad de la Naturaleza y ese hombre seré yo. Sólo yo. Conozco mis sentimientos y conozco a los hombres. No soy como ninguno de cuantos he visto, y me atrevo a creer que no soy como ninguno de cuantos existen. Si no soy mejor, a lo menos soy distinto de ellos. Si la Naturaleza ha obrado bien o mal rompiendo el molde en que me ha vaciado, sólo podrá juzgarse después de haberme leído. Que la trompeta del Juicio Final suene cuando quiera; yo, con este libro, me presentaré ante el Juez Supremo y le diré resueltamente: “He aquí lo que hice, lo que pensé y lo que fui. Con igual franqueza dije lo bueno y lo malo. Nada malo me callé ni me atribuí nada bueno; si me ha sucedido emplear algún adorno insignificante, lo hice sólo para llenar un vacío de mi memoria. Pude haber supuesto cierto lo que pudo haberlo sido, mas nunca lo que sabía que era falso. Me he mostrado como fui, despreciable y vil, o bueno, generoso y sublime cuando lo he sido. He descubierto mi alma tal como Tú la has visto, ¡oh Ser Supremo! Reúne en torno mío la innumerable multitud de mis semejantes para que escuchen mis confesiones, lamenten mis flaquezas, se avergüencen de mis miserias. Que cada cual luego descubra su corazón a los pies de tu trono con la misma sinceridad». Shalam

كل شيء غير معروف يعتبر رائعا

A todo lo desconocido se lo tiene como maravilloso

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….la naturaleza del niño es mi centro (naif)…..
    2imagen….este si que miro atras como esposa de lot…..
    PD..acercandose a la orquesta.t.rex..children of the revolution.1972
    https://www.youtube.com/watch?v=PP2FyYSUJ54……

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Soy el bisabuelo de Miguel Boyer y el primo hermano de Casanova. Expropíese coño. Que te pego, leche. De esos fangos esos lodos. 2) El Julio César de la razón ilustrada. PD: apasionante tema. Delgadez bohemia. En las estrellas.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Huerto

Hay algo en los huertos que relaja, tranquiliza y sienta raíces firmes entre los hombres, el tiempo y el cosmos. Probablemente, sea que la tierra no...
Leer más
Share This