AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Literatura E Gordos

Gordos

May 16, 2023 | 2 Comentarios

Cada vez que releo Almas muertas, la novela de Nikolái Gógol, me encuentro con un sinfín de pasajes que me asombran y me llaman la atención. Almas muertas es tal vez la novela absurda por excelencia. Una deliciosa narración llena de humor negro que, obviamente, no se encuentra hecha para todos los gustos. Es demasiado sutil y esquiva como para ser pasto de las masas aunque el paso del tiempo no le ha restado un ápice de su valor como clásico.

Hoy concretamente me gustaría citar en avería un pasaje de la novela dedicado a los gordos (a quienes el narrador considera muy por encima en prácticamente todos los sentidos de los flacos). En realidad, lo cito no sólo porque considero que ejemplifica perfectamente lo que sostuve anteriormente sino porque, mientras lo leía, me preguntaba si podría publicarse hoy sin temor a represalias. No me extrañaría nada, de hecho, que si fuera publicado en un libro actual de cierto renombre, no tardaran tanto flacos como gordos en levantar su voz indignados por esta jocosa y grandiosa descripción que dejo a continuación:

«En este mundo, los gordos saben manejar sus asuntos mejor que los flacos. A estos últimos a menudo les encargan misiones especiales o se dedican únicamente a figurar y revolotear de aquí para allá; su existencia es en cierto modo ligera, vaporosa y del todo precaria. Los gordos desconocen los rodeos, van siempre en línea recta, y, si ocupan un puesto, se aferran a él con firmeza y solidez, de modo que por mucho que cruja su butaca y se combe bajo su peso no la abandonarán. No quieren brillar; sus fracs no están tan bien cortados como los de los flacos, pero en sus cofrecitos atesoran un paraíso divino. Al cabo de tres años, al flaco no le queda ni un alma sin llevar a la casa de empeños; en cambio, el gordo, ni corto ni perezoso, de pronto compra, a nombre de su mujer, una casa en un extremo de la ciudad; luego, una segunda en la otra punta; después, un pueblecito modesto en los alrededores; más tarde, una aldea y todas sus tierras. Finalmente, el gordo, después de haber servido un tiempo a Dios y al zar y haberse ganado el respeto general, dejará el servicio y se mudará para desempeñar el papel de terrateniente y prestigioso barin  ruso que a todos ofrece hospitalidad: irá viviendo, y vivirá muy bien. Y después de él, como es costumbre en Rusia, sus lánguidos herederos dilapidarán el patrimonio al buen tuntún».

الذعر معدي أكثر من الطاعون ويتواصل في لحظة

El pánico es más contagioso que la peste y se comunica en un instante

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen…este si que es flaco (maxima riqueza)…….
    2imagen….un ruso que sirve a dios y al zar..(compra casas, puentes, joyas pero no al sol ni al pajaro de la pintura)…(evidente milagro en milan (vittorio de sica 1951)…….
    PD….https://www.youtube.com/watch?v=phXtbT9QpuE…….el gordo humedad en accion….(cachondeo total guapisimo gogol)…..
    PD….https://www.youtube.com/watch?v=kZ6h0kyqSRk…..no todos los gordos son rusos….jajajjj

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Parece la portada de un libro sobre Larra. 2) Un ruso fascinado por el misterio de la cultura maya que intenta trasplantar al arte europeo. PD: Muy bueno el comienzo del video de Little Richards. Me recuerda a algunos heavys como uno de Twisted Sister. Milagro en Milán son palabras mayores.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

La droga es joven

La inmersión que he realizado durante el confinamiento en los dos libros autobiográficos publicados hasta ahora por Christiane F -Los niños de la...
Leer más
Share This