AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Música E Remué

Remué

Feb 9, 2023 | 2 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado a Remué, el nocturno álbum que Dominique A grabó en 1999. El cual recomiendo leer escuchando el primero de los temas que aparecen en su interior: «Comment certains vivent».

Remué 

Remué es posiblemente el álbum más oscuro y nocturno grabado por Dominique A. En su momento, creó cierta confusión. Antes de su aparición, el artista francés era casi considerado un poeta del Dolce still nouvo. Un cantante clásico que permitía rememorar a los viejos cantautores de los años 60. Alguien con un pie en la literatura y otro en el pop más fino y sensible que se expresaba con rotunda claridad gracias a su viril voz de tenor.

En sus inicios, Dominique A parecía (o al menos podía pasar por ser) un poeta medieval. Uno de esos juglares que viajaban en carromatos e interpretaban con arrobo y fidelidad unos cuantos temas en las plazas de los pueblos, villas y condados. Dominique A era el nuevo hijo pŕodigo del pop francés. Era más fácil imaginárselo leyendo los Sonetos para Helena de Pierre Ronsard o el Cancionero de Petrarca que escuchando un disco vanguardista. Por eso fue en parte un shock para muchos de sus seguidores la aparición de Remué. Porque Remué no era un disco preciosista o idealista sino crudo y real. Una obra visceral y nocturna que, en parte, podía ser considerada un descenso a los infiernos. Una reunión de la música y la luna en medio del átono, opresivo mundo industrial.

Para grabar Remué, para lograr virar su rumbo artístico sin por ello perder su identidad, Dominique cambió en parte su sistema de trabajo. Dejó de ocuparse de todos los detalles y de monopolizar el estudio de grabación para colaborar con un grupo de personas que, en gran medida, desarrollaban los temas y melodías que surgían de su mente. Los anteriores discos de Dominique eran creaciones personales pero aquí eran fruto de la colaboración de un colectivo de músicos. De un grupo.

En Remué, sí, Dominique A se encontraba más interesado en ser parte de la grabación que en ser el centro. Su escucha atenta de varios de los clásicos discos de la historia del jazz, le había convencido de que su voz tenía que ser en parte un instrumento más y no el factor más importante de la canción. De hecho, Dominique estaba más interesado en crear atmósferas que en canciones propiamente dichas. O al menos se preocupaba mucho más por su abrigo sonoro que por su capacidad melódica. Algo que se percibe desde el primer momento que el disco comienza a girar. Dominique dejaba de lado la guitarra acústica (o al menos la escondía) y se decantaba por la electricidad. Existen momentos, de hecho, en que Remué parece jazz industrial. Hay pasajes que podrían formar parte de un tema de Throbbing Gristtel y otros que no desentonarían en medio de una de esos cuelgues e improvisaciones de Badalamenti y Lynch o que incluso podrían haber aparecido en medio de un disco de Tom Waits como Rain dogs.

Obviamente, muchos de sus fans no comprendieron este viraje. Un opción visceral de lograr hacer un disco completamente actual. Una obra que reflejase dureza y desasosiego y soledad y desorientación. Digamos que en sus anteriores discos, Dominique se había rebelado como un digno sucesor de la herencia literaria y musical del pasado. Sin embargo, aquí por primera vez ponía un pie el presente y, sobre todo, en el futuro.

Remué era una obra parecida a la niebla y a la ventisca en la que las palabras se diluían en medio de masas sonoras ruidosas que creaban opresivas atmósferas en vez de acompañar a las canciones. Remué estaba más cerca de los discos de Diabologum que de aquellos viejos cantautores a los que su música, por muy juvenil que fuera, remitía. Con Remué, Dominique probó que no iba a ser un nombre cualquiera en la música francesa. Que no le bastaba con la canción tradicional. Necesitaba experimentar, evolucionar. Demostró ser un artista preparado para embarcarse en arriesgadas aventuras o para navegar en medio de temporales. Un artista del siglo XXI.

Recuerdo contemplar el concierto que dio en Sevilla en mayo de 1999 presentando esta obra y quedarme absolutamene fascinado por un músico que parecía poseer electricidad en vez de sangre. No se movía sino que daba saltos provocando espamos en el escenario. Alguien que parecía estar embrujado y en vez de interpretar poemas, realizaba exorcismos. Eso, de hecho, es en parte Remué. Un exorcismo. Un conjuro. La descripción de un árido pasaje industrial. Un disco vacío y apocalíptico que invoca en voz alta la destrucción y no tanto el amor. Shalam

السامية.الرجال العظماء مثل النسور. يبنون عشهم في بعض العزلة

Los grandes hombres son como las águilas. Construyen su nido en alguna elevada soledad.

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….busco «remue» y significa «batidos»1999…..busco «la edad de oro» de buñuel-1930….
    https://www.dailymotion.com/video/x16jd52…..Película de 1930 de Luis Buñuel. Es una sátira surrealista en la después de un prólogo documental sobre las costumbres del alacrán, unos bandidos descubren a un grupo de arzobispos orando en un acantilado(aprox a los 2:20 hasta los 3:12), pues en la portada de remue relaciono el poligono irregular con los arzobispos putrefactos…jajajj…
    2imagen…..me he empeñe en la orquestacion electrica y la bati apesadumbrado……
    3imagen….insisto en el sonido de sotano con eco……
    4imagen….os meto una traca de 25 temas en el trabajo de remue remaster 2012 y me quedo tan ancho……fondos industriales.. ..jajaj……aunque cierre los ojos soy un tornillo remachao……
    5imagen….igual que en la 1imagen…(batido=combinacion=fusion)
    PD….https://www.youtube.com/watch?v=BPjQ7iK5GVI
    etta james…1961…something s got a hold on me….combinacion de electrical(tiempos modernos) y gospel(obispos)…..sonrisa…

    Responder
  2. Alejandro Hermosilla

    1) Sí. Visualizo perfectamente de memoria esa escena que indicas y la relaciono con la portada. Sí. Aunque yo la compararía también con los viejos arrecifes rocosos de Mazarrón. 2) Si Paloma Chamorro hubiera visto esta foto hubiera llamado a su programa «La edad oscura». 3) soy más un rockero que un cantautor. Soy un lector de la Patrulla x y de la vieja poesía. 4) Sigo siendo de los que piensan que el color más elegante es el negro y también el azul oscuro. 5) Polígono pop para casa de joven o para jóvenes poligoneros a los que les gusta el bakalao y los helados de fresa. PD: ¿Qué tal una versión de Dominique A. de esta canción? ¿A qué sonaría?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Tensión

Pre-Millennium Tension es mi disco favorito de Tricky. No tanto por las canciones sino por el ambiente malsano que transmite. Parece, por ejemplo,...
Leer más
Share This