AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Música E Pneuma (1)

Pneuma (1)

Ago 11, 2023 | 4 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado en esta ocasión a una banda tan potente como excéntrica: Tool. El cual, debido a su extensión, dividiré en dos partes (antes o después publicaré la segunda) y recomiendo leer escuchando uno de los temas de Ænima: «Ænema».

Pneuma

Tool no es un grupo fácil. A primera vista, resulta dificultoso conectar con ellos. Seguramente sus obras no cumplan nuestras altas expectativas o nos parezcan mucho más vulgares de lo que los críticos apuntan. En realidad, esto no es preocupante. A Tool hay que darles tiempo. Hay que abrirles paso lentamente. Como todos sus fans saben, sus discos no relevan todos sus secretos y potencialidades hasta que se los escucha unas cuantas veces. De hecho, diría que no es sino a partir de la décima que se vuelven adictivos y pasan a formar parte del ADN del oyente. Algo que se explica por el tratamiento que los norteamericanos confieren al sonido.

En Tool las guitarras, el bajo y las batería son y suenan obviamente como guitarras, bajo y batería pero también son algo más. Son como corrientes marinas, flujos de agua, que van extendiéndose por canciones que si bien, en primera instancia, pueden parecer composiciones rock al uso, con el tiempo se revelan como mantras derivativos. Olas de metal que fluyen por el cuerpo del oyente con la misma naturalidad que lo hace la sangre. En realidad, Tool son mucho más que una banda de rock. Son exploradores, aventureros. Sus discos son parecidos a expediciones por parajes inhóspitos. El resultado de haberse encerrado en total soledad durante varios días en una habitación sin una sola ventana.

El primer disco de Tool apareció en plena ola grunge. Undertow era un quejido furioso. Rabia controlada. Aquella obra se encontraba justo en el centro de lo que Stone Temple Pilots y Soundgarden desarrollaban en aquellos momentos (y apurando un poco también con lo que Rage Against Machine hacían). Con el tiempo, se percibe que Undertow era una obra importante. Una contundente y dura roca que no cesaba de girar con una producción bastante más brillante y precisa de lo que parecía en primera instancia. De hecho, esa era una de las claves de aquella obra que, a pesar de sonar urgente, también sonaba meditada y cuidada y además, mostraba cierta voluntad experimental que con el tiempo se convertiría en el sello de Tool. Un grupo que se había propuesto convertir cada uno de sus discos en una experiencia alquímica. Un pasaje a otra dimensión. De hecho, en cierto sentido, su espíritu tenía reminiscencias de aquellos antinguos científicos y doctores que convertían sus estudios del cuerpo humano en un pasaje a mundos ocultos. Una vía que Tool no exploraron completamente hasta Lateralus pero que en la que comenzaron a incursionar sin miedo en Ænima. Un disco en el que las canciones se alargaban y alargaban como si fueran exploraciones y rezos.

En realidad, Ænima era la mezcla perfecta entre el rock industrial y el grunge. Era un disco que hacía pensar en Ministry y en Nine inch Nails pero también en el rock progresivo o en las derivas experimentales de grupos como Primus. De hecho, Tool lograban lo que parecía imposible. Convertir, por momentos, las composiciones grunge en flujos piscodélicos de rock progresivo que lo mismo hacían flotar al oyente que lo golpeaba con rabia contenida. Tool eran, de repente, unos Pink Floyd de la era nuclear. Parecían una reencarnación de Rush mezclada con unas gotas de Bauhaus y esquizofrenia posmoderna. Eran Nihilistas pero expansivos. Violentos y reflexivos. Severos y sensibles. Y, sobre todo, mostraban una voluntad de experimentar que no iba en perjuicio de las melodías ni de los secos golpes del rock. Digamos que se apoyaban en los condimentos clásicos y modernos del género para buscar un punto de encuentro nuevo. Forzar un poco más el sonido hasta convertir la escucha de su disco en una experiencia esquizoide.

Con Ænima, Tool clavaron su propia bandera en el territorio de la música alternativa. Levantaron una peligrosa espada que retrataba a la sociedad occidental como una bruma melancólica llena de tinieblas que no más que generaba soledad. Convirtieron aparentes improvisaciones de estudio en temas trabajados hasta la extenuación, transformaron los nuevos síntomas de locura colectiva y disociación de ideas en inspiraciones artísticas en las que profundizar y, sobre todo, mostraron su voluntad de pervertir la relación entre el rock y una tecnología que en su disco demostraba ser tan agresiva y violenta como humana. Poseer una faceta anímica que comenzarían a explorar con todas sus consecuecias en Lateralus.

Ænima era una puta locura. Uno de esos discos que cambian la vida de quien lo escucha más veces de las debidas. De hecho, considero que es una obra que exige que nos recluyamos totalmente de la sociedad para lograr extraerle todo su jugo. Cada uno de sus detalles. Hay momentos en los que las guitarras semejan las malformaciones mentales de un psicótico recluido en un sanatorio. Otros pasajes en los que el bajo de Justin Chancellor se convierte en un guante de boxeo flotante que lo mismo se alinea con la bateria que con los resuellos constantes de una voz disgregada cuyos gritos parecen brotar de un manicomio en el que justo en ese momento que se está produdiciendo una rebelión. Y también hay determinados instantes en los que aquello que escuchamos podría pasar perfectamente por ser interferencias surgida de una televisión con mal funcionamiento. Por si fuera poco, los videoclips creados por Adam Jones (el guitarrista de la banda) eran casi cánceres terminales. Reflejaban el alma humana capturada, atrapada en trampas mentales. Se encontraban protagonizados por personajes que parecían aliens. Ahondando en la sensación de extrañeza y aislacionismo que transmitía una obra que daba sentido a las colisiones y viejas búsquedas del post punk. Shalam

أفعالك هي ممتلكاتك الوحيدة

Tus acciones son tus únicas pertenencias

4 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen…..no los conocia…..distopia que deriva al cine… …..nacimiento….procreacion «cabeza borradora» de lynch….(he visto el video oficial «schism»)…(corales muy flexibles)… ……ultimamente parecen ir hacia el arte……
    2imagen…. grupo dada-surrealista….
    3imagen…..ameba de cristal realizada con las tecnicas del «lampwork»……
    4imagen….caracterizacion…(enrique sierra)…espectativa mono en el jardin botanico, jajaj….
    PD….peter gabriel decidio no ser el sol(por el corte de pelo)…
    https://www.youtube.com/watch?v=tIO-3Zj_QfY…..uso de varias artes……(desde el 5´viejuno brilli-brilli)……

    Responder
    • Andrés Elorriaga Zuluaga

      AENIMA es un disco incomparable. Sin duda el mejor de Tool.

      Responder
      • Alejandro Hermosilla

        Sí. Probablemente sea el mejor o al meno el más disruptivo, el más profundo en su locura. Aunque creo que el resto (por más que apuntan a otros caminos) también están muy bien.

        Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Alien Nation…jjjaja Alien. Un mundo extraño. Pienso en esta fotografía en los antropomorfos de Prometheus. 2) Freaki conexión homenaje a Zappa y los viejos doctores locos de antiguos siglos. 3) Ojo de liendre y de piojo. Ojo que recuerda a la careta de The Residents. 4) Muy Prodigy. Muy «Fat of the land». jajaja. PD: Impresionante la performance de un Gabriel parecido a un mimo, etéreo, artístico… más allá de lo humano. Tocando la flauta como un extratarrestre. Increíble todo lo que sucede a partir del minuto 5.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Fumeta galáctica

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado en esta ocasión a una de esas inclasificables bandas que de tanto en tanto emergen en el planeta pop:...
Leer más
Share This