AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Literatura E Behemot

Behemot

Jul 13, 2022 | 2 Comentarios

Dejo a continuación la vigesimoprimera reseña del libro Los 100 mejores discos del Siglo XX. En este caso, dedicada a Behemot de Ararat. Cuando finalice el verano, retomaré este proyecto y me ocuparé del puesto 79 en esta lista: Children de Vip.

Quien desee por cierto saber más del proyecto puede pinchar en el enlace siguiente:

https://www.averiadepollos.com/los-100-mejores-discos-del-siglo-xx/

Y quien quiera leer la reseña anterior puede hacerlo aquí:

https://www.averiadepollos.com/%e5%a4%a2%e3%81%ae%e4%b8%ad%e3%81%a7/

Si alguien se anima, asimismo, a leer este texto con música, le recomiendo hacerlo escuchando el siguiente tema incluido por Peter Gabriel en Passion; la banda sonora de La última tentación de Cristo: «A different Drum».

80. Ararat: Behemot (1965)

Los sufrimientos del pueblo judío fueron innumerables durante prácticamente todo el siglo XX. La mayoría de sus integrantes se vieron obligados a emigrar y buscar asilo en países neutrales para evitar las purgas nazis. Las cuales alcanzaron su cénit simbólico en la ominosa matanza de un millar de hebreos en Palestina pocos meses antes de que Hitler y Mussolini levantaran sus brazos victoriosos durante la marcha triunfal de las tropas nazis en París.

Si bien las hipotéticas cifras de judíos asesinados durante la Segunda Guerra Mundial y la postguerra resultaron abrumadores cuando en 1980 se realizó el primer recuento oficial, el posible número de exiliados, refugiados y extraviados era directamente colosal. Tanto que ni tan siquiera hoy en día se ha logrado precisar con exactitud a pesar de la existencia de precisos sistemas informáticos.

Entre los innumerables judíos forzados a viajar por medio mundo para sobrevivir se encontraban un reputado violinista, Laurent Bernad, de la Escuela Filarmónica de París que, gracias a sus contactos, puedo falsificar su pasaporte y viajar en barco hacia Australia junto a su mujer y sus hijos gemelos: Daniel y Antoine. A pesar de ser recibido y bien acogido por la comunidad judía del país austral, Laurent y su familia se vieron obligados a cambiar su nombre y, en lo posible, tratar de evitar cualquier referencia a sus orígenes para no levantar sospechas entre las fuerzas japonesas. Encargadas de aplacar todo intento de ayuda y auxilio de los australianos a sus primos-hermanos ingleses y norteamericanos.

Los hijos de Laurent desarrollaron pronto sus facultades musicales y no tardaron en ponerlas de manifiesto ayudándose de las computadores alemanas que llegaban de contrabando al puerto de Sydney y de los diversos instrumentos que encontraban en su  casa. Solían tocar tambores y congos con los músicos locales y frecuentaban con tanta naturalidad bares como salones de conservatorio. Aunque, realmente, no interiorizaron la trascendencia de su vocación musical hasta su participación en un seminario dedicado al estudio de El libro de Job. Fue allí que vislumbraron las penas de Job, las del pueblo judío y las de su familia como parte de un destino común y que comenzó a nacer Behemot. Un disco cuyo título ya dejaba muy claro a qué iba a hacer referencia: a aquella poderosa bestia que aparecía en El libro de Job cuya crueldad era similar a la de los poderes terrenales que goberaban el mundo y habían provocado incontables penas al pueblo judío.

En realidad, Behemot es una lectura en clave moderna del mentado libro bíblico.  Daniel y Antoine (ya convertidos en Ararat) se unieron a unos cuantos veteranos músicos procedentes del ámbito clásico (su padre, entre ellos) y a varios jóvenes de la escena vanguardista australiana para componer una fluida suite orquestal llena de picos compositivos. Una obra que, eso sí, no hizo (más allá del título) una referencia expresa a los sufrimientos de Job, aunque los msimos se encuentran tras cada surco del disco.

Behemot es un disco que combina pasajes sinfónicos y tecnológicos creando atmósferas plenas de misticismo que invocan desgarros espirituales e inmensas ansias de redención. Causan tristeza y, al mismo tiempo, provocan rabia y desesperación gracias a la inmensa furia con la que los músicos canalizaron los padecimientos sufridos por su familia y por su disgregado pueblo en la historia reciente.

En verdad, Behemot es prácticamente un disco instrumental en el que los temas se desarrollan en ondas sonoras. Normalmente, una guitarra interpreta una melodía que se pliega y repliega a media que nuevos instrumentos aparecen y desaparecen provocando un sugerente efecto musical que terminar por invocar un éxtasis. La mayoría de las composiciones concluyen, por tanto, provocando un enorme elevamiento espiritual cuando todos los instrumentos se unen a unos intensos coros de voces que parecen proceder del más allá y terminan por provocar unas cascadas sonoras sumamente conmovedoras.

En Behemot, por supuesto, hay de todo. Desde agresivos temas que parecen hacer alusión a los monstruosos ejércitos nazis y a las temidas bestias de la antigüedad como tristes odas en las que se percibe toda la congoja experimentada por un pueblo errante en peligro de extinción. Mención aparte, por cierto, merece la última composición en medio de cuyo desarrollo escuchamos el llanto de un niño que no se detiene hasta el abrupto e intenso final de una obra tan rica y llena de sugerencias que para hacerle justicia deberíamos dedicarle al menos un ensayo. Shalam

هناك شيئان لانهائيان: غباء الإنسان والكون. على الرغم من أن هذا الأخير ربما ليس كذلك.

Dos cosas son infinitas: la estupidez humana y el universo. Aunque tal vez lo segundo no lo sea.

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1ºimagen…..damien hirst, animales en formol…………
    2ºimagen….cupula celestial…. pero señalando a toda la tierra (miguel angel)…..naturalismo vs humanismo….todos vs uno……
    3ºimagen….mucho humano para tan pocos trenes……(en españa los trenes de madera llamados los «ovejeros»)….
    4ºimagen…..el yakusi del lago ness………
    5ºimagen…..todas las cabezas de los niños se transforman en rinocerontes (y la nave va..fellini..1983..)
    PD….https://www.youtube.com/watch?v=AqNI_9CH5oU…..optimo rinoceronte…..

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Bien visto lo de Damien Hist. Dibujo gnóstico que recuerda las obras de William Blake. 2) Más William Blake. Tal vez una portada ideal para un libro suyo recogiendo pensamiento llamado «Visiones y profecías». 3) Con colorines y dibujos podría pasar por una portada de Pink Floyd. 4) jjajaj.. muy bueno lo del yakusi del lago ness…. nada que añadir. 5) Hay algunos niños que en vez de mirar a la tierra, miran a la cámara como posando. En esas caras hay más expectación que en las de cualquier asistente a una final de Champions. PD: enorme Fellini para lo bueno y lo malo. El rinoceronte como metáfora del propio Fellini al final de su vida.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Perversión y trascendencia

Hay algo que me fascina en la manera en la que Lars Von Trier utiliza la música en sus filmes: el afán de trascendencia. El director danés imprime...
Leer más
Share This