AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Deportes E Sopor

Sopor

Dic 3, 2022 | 2 Comentarios

Hasta el momento, no he visto un solo partido completo de este Mundial. No por rebelión o por algún cuestionamiento ético sino porque no he tenido tiempo. Mi mente ha estado ocupada en otros asuntos. Únicamente he contemplado por encima el Argentina-Polonia y el España-Japón. Sin prestarles, eso sí, demasiada atención. De pasada, mientras jugaba al billar en un bar para relajarme. Así que no puedo decir nada serio al respecto de este torneo. Más que nada porque, si he de ser sincero, me encuentro saturado. Hastiado.

El mundo del fútbol es un gigante que no cesa de crecer y de engordar. Es una moneda de oro que todos soban y acarician. Es un objeto sexual. Un fetiche capitalista. Se alimenta de la nostalgia y vende ilusiones que no cumple. Se ha convertido en un monstruo que opaca al resto de deportes. Es el máximo entretenimiento mundial. El máximo distractor. Es un enorme gigante al que parece que nada afecta. Ni pandemias ni guerras ni corrupción ni Internet. De hecho, tengo la impresión de que sale renovado de cada envite, de golpes que a otros los tumban al primer impacto. De todas formas, bajo mi punto de vista, está perdiendo poco a poco mística. Digamos que se está convirtiendo en una actividad previsible. Hasta el más forofo sabe internamente que cumple la función de distractor de los temas esenciales de su vida y que, lentamente, está perdiendo trascendencia. Es más parecido a una pastilla para dormir o quitar el dolor de cabeza momentáneamente que a una actividad épica.

Creo que, hasta ahora, (más allá de la temprana eliminación de Alemania y Uruguay), la noticia está más fuera del campo que dentro. Se habla, así lo entiendo, más del VAR que de táctica o jugadores. Se echa muchísimo de menos a Maradona. Sus salidas de tono, locuras y genialidades. También se le sigue extrañando a Cruyff. Sus reflexiones parecidas a teoremas matemáticos que siempre daban en el clavo. Ahora mismo parece más importante la salud de Pelé que el estado de forma de la selección brasileña. El entrenador español, Luis Enrique (al que admiro), se ha convertido en una estrella de Twitch. Lo que ha provocado que los periodistas de nuestro país se obsesionen malsanamente aún más con él y que estén más pendientes de sus declaraciones que del juego de nuestra selección. Por otra parte, parece que se mira más con lupa el comportamiento de los organizadores de la cita mundialista que el planteamiento táctico llevado a cabo por los entrenadores. Aquí en españa al menos se echa de menos también el calor. Contemplar los partidos en medio de una cálida atmósfera que anuncia el verano. Sin duda, un Mundial en invierno provoca cierta sensación de extrañeza.

Hoy paseaba en bicicleta por La Manga y pensaba que, en cierto modo, pareciera que hubiera caído una bomba atómica en nuestra vida cotidiana. Los héroes actuales de la sociedad de consumo son los futbolistas. ¿Qué digo héroes? Se les paga tanto y ocupan tanto foco mediático que más que héroes, son superhéroes. Así que el que los hayan secuestrado en medio del mes de noviembre, dejándonos sin Liga y Champions y se los hayan llevado a un país lejano en otro continente, me ha hecho pensar en las famosas Secret Wars de Marvel. Aquella saga en la que el Todopoderoso se llevaba a la gran mayoria de los superhéroes y supervillanos conocidos a un planeta extraño dejando una imensa sensación de orfandad, soledad y desamparo en los ciudadanos normales de la Tierra.

Dicho esto, vamos a ser sinceros. En realidad, el Mundial comienza en octavos de final. En partidos a cara de perro en los que a veces influye más la suerte o los pequeños detalles que el estado de forma de los equipos. Así que entiendo que lo lógico es que, poco a poco, vaya introduciéndome en la cita mundialista. Por lo que sé hasta ahora no ha habido ningún encuentro histórico. De esos que quedan en la retina para siempre. Aunque dudo mucho que ni los japoneses ni el resto olviden en mucho tiempo el increíble desempeño de la selección nipona.

Si el balompié fue algún día un arte, este Mundial está demostrando que va camino de convertirse en un tosco y aburrido videojuego. Pero si puede recuperar cierto carisma y halo místico es gracias a este tipo de partidos: las eliminatorias directas. Así que estaré atento. El fútbol es tan potente, es un gigante tan enorme que es capaz de imponerse al soberano aburrimiento que comienza a generar debido a su abrumadora y molesta sobreexposición. Shalam

الواجب هو ما تتوقعه من الآخرين

El deber es lo que esperas de los demás

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1ºimagen….hublot….el reloj de arena….y harold lloyd colgado en una de sus agujas….muy guapo……
    2ºimagen….8 millonarios yo pondria las fotos de 8 millonarios….
    o son lo mismo que estas?…..
    3ºimagen….rombo….de seis en seis…..
    4ºimagen….las tres ideas son: la primera el hombre bola que se convierte en rectangulo con el nº4……la segunda el meteorito infernal y la tercera los ojos residents, jajajj….
    PD….https://www.youtube.com/watch?v=pWM47SCZ_zM…the residents…wonderful….igual que la gran sonrisa de la chica del 1:55…..y en el otro lado de la moneda «james brown»…….

    Responder
  2. Alejandro Hermosilla

    1) Típica fotografía en la que los conspiranoicos detectarían todo tipo de símbolos ocultos. Masoneríaaaaa… 2) Yo debería haber puesto 8 muchachos que pudieran aparecer en el Plaboy y eso he hecho..jajaj 3) Triángulo piramidal. Egipto. De nuevo el mundo de la conspiranoia. 4) Esa foto es icónica. La cambiaría por la de todos los candidatos al balón de oro cayendo a Quatar un día cualquiera como hoy. PD: Es alucinante REsidents. Es como un grupo de extraterrestes que vienen a la tierra porque el mundo era suyo. Ellos son los verdaderos terrestres.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Share This