AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Series TV E Ulises 31 (3)

Ulises 31 (3)

Sep 30, 2023 | 2 Comentarios

Dejo a continuación el tercer avería de los cuatro que publicaré dedicado a la mágica Ulises 31. El cual recomiendo leer escuchando uno de los temas clásicos de su banda sonora. Aquel que marca la recurrente y dramática aparición de los dioses: «The curse of Gods».

Quien desee leer el primero puede hacerlo pinchando en este enlace:

https://averiadepollos.com/ulises-31-1/

Y quien quiera leer el segundo haciendo lo propio aquí:

https://averiadepollos.com/ulises-31-2/

 

Ulises 31 (3)

La influencia de Star Wars es patente en varios detalles fundamentales de Ulises 31. Sobre todo, el aspecto del propio Ulises. Alguien parecido a un caballero jedi. De hecho, el arma que utiliza en los combates importantes es bastante similar a los sables de la orden creada por George Lucas. Y si bien su aspecto es parecido al del creador de la serie, Jean Chalopin, las similitudes con alguien como Obi-Wan Kenobi (al menos de joven) son demasiadas como para no tenerlas en cuenta. Star Wars también influye en el sonido. No voy a volver a loar las bondades de la excelente banda sonora, pero sí me gustaría aludir a ese sonido tan realista y futurista que acompaña a los desplazamientos de las naves que son tan reconocibles en la saga Skywalker.

Otro aspecto a destacar es que el Ulises de la serie no es demasiado parecido al de La Odisea. Es, por supuesto, muy astuto y sagaz. Es capaz como el griego de desantrañar jeroglíficos difíciles y de esquivar peligros y trampas de los más desaforados enemigos. Pero es mucho más plano y recto que el héroe de Homero. Incluso más bondadoso y justo. De hecho, si algo destaca en él es su moralidad. Ser capaz de poner en riesgo su propia vida para defender la justicia. No existen en él, por tanto, esas contradicciones propias del rey de Itaca que lo hacen tan humano. En cualquier caso, su templanza, bondad y por momentos, gelidez se avienen muy bien con el ambiente de este viaje espacial en el que Chalopin logró sin dudas la máxima que se había propuesto: sustituir el viaje por el ignoto Mediterráneo por un largo recorrido a través de una densa, oscura y peligrosa galaxia.

Otro gran cambio respecto a La Odisea es la inclusión de Telémaco en la tripulación. Algo que venía motivado por el hecho de que Chalopin consideraba al hijo de Ulises el personaje esencial de la serie. El gancho para que los niños se conectasen con una historia que tenía en la encantadora Thais (una niña con poderes telepáticos procedente del planeta blanco Zotra) mucho más que el contraste femenino y extraterrestre puesto que los ojos amarillos de la niña remitían a los de la diosa Atenea. La diosa de la justicia con la que Thais se encuentra vinculada tanto por sus conocimientos como por su carácter recto y su ánimo imparcial. Por último, Nono (una mágica creación de René Borg) encarnaba la faceta humorística y desenfada. Era, de hecho, realmente divertido verlo comer clavos o gastar una serie de bromas en la línea de las emitidas por C3PO en la saga de Lucas. Lo cierto es que su presencia podía haber restado dramatismo y sobriedad a una serie que buscaba y encontraba la trascendencia sin dejar de lado la diversión, pero al contrario, Nono se hacía querible y llegaba a sostener él solo algunos capítulos. Parecía un personaje sacado de una novela de Isaac Asimov o de una telecomedia norteamericana pero los creadores lograron dotarlo de hondura y alma hasta el punto de que era inevitable empatizar con él.

En cuanto al diseño de las naves y los decorados es realmente alucinante. Los vehículos espaciales que aparecen en Ulises 31 son sofisticados y elegantes y transmiten una sensación de ligereza y verosimilitud realmente grácil. A este respecto, se percibe perfectamente el afán perfeccionista de los ilustradores japoneses. Chalopin contaba varias anécdotas que no me resito a citar, las cuales si bien pueden sorprender o hacer reír a un occidental son prueba del afán de superación de unos trabajadores que, fueran conscientes de la grandeza del proyecto o no, le dieron tratamiento al mismo de obra de arte.

Concretamente, Chalopin decía que cuando le llegaron los primeros dibujos y maquetas de lo que sería el Odysseus, cada folio y cada habitación y túnel de la nave se encontraban estructurados de manera asombrosa. Los japoneses eran, de hecho, tan perfeccionistas que junto a las maquetas le hacían una serie de preguntas a Chalopin como los vatios de luz de cada habitación, los metros exactos de cada puerta, cuántos cuartos de baño habría en total. Los japoneses estaban preocupados incluso por partes y fragmentos de la nave que nunca se verían en pantalla, querían saber con qué material estaban hechos ciertos elementos, qué grado de luz y de qué color resaltaría cuando ciertas máquinas descansaran. En fin, una locura que obviamente Chalopin se vio obligado a relativizar de alguna forma pero que, bien encauzada, terminó generando los excelentes resultados de todos conocidos. Las naves de Ulises 31 no han envejecido. Son tan modernas que parecen verdaderas y podrían perfectamente aparecer en cualquier filme de ciencia ficción contemporánea.

Fue sin embargo precisamente este perfeccionismo el que acabó con la serie. Todos los que amamos Ulises 31 convendremos que lo peor de ella es su precipitado final. Un confuso capítulo en el que se hace referencia al mito de Orfeo y Perséfone donde los espectadores no tenemos la suerte ni de ver a la madre de Telémaco, Penélope, ni de gozar del clímax que esta odisea especial merecía. En realidad, la producción iba a tener 52 capítulos pero fueron precisamente las diferencias de criterio y las discusiones culturales, los continuos tira y afloja entre creativos franceses como René Borg y sus homólogos japoneses lo que terminó de abortar un proyecto que se había beneficiado en gran medida de esta insólita colaboración.

Es factible, por ejemplo, rastrear la influencia nipona en la habitación donde el hermano de Thais, Numaios, y el resto de la tripulación del Odysseus duermen suspendidos en el aire. Puedo imaginar perfectamente una novela que se denominara La habitación de los seres durmientes basada en una escena parecida.

Otro aspecto en el que la colaboración japonesa y francesa pienso que contribuyó a mejorar la serie fue en la estatura de los dioses griegos. Obviamente, la esencia de las divinidades helenas se encuentra respetada pero hay algo muy oscuro y marcial en ellas que va incluso más allá de lo escrito en el libro de Homero que creo que es sello de los creadores japoneses. Un detalle magnífico porque los dioses en Ulises 31 son otro de los grandes hallazgos de la serie. Imprimen un enorme respeto y por momentos provocan miedo sin llegar a los extremos del terror. Son dioses de una solemnidad total cuya voz resuena por todo el Universo como una campana gigantesca concitando asombro y contribuyendo a ahondar más en lo peligroso e hipnótico de ese viaje parecido a un naufragio protagonizado por Ulises y sus compañeros a través del Olimpo. Shalam 

من يريد أن يصعد يخترع السلم

El que quiere subir inventa la escalera

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….ataque flanco tridentes ataque flanco dragones y osezno por el flanco frente la musica de la travesera siempre vencera…
    2imagen….estacion de metro ulises 31….
    3imagen…canastos!! ahora si recuerdo que la moña de ulises es el mostacho de sam bigotes…sonrisa….
    4imagen….este monje benedictino ha patentado un licor muy pop…
    5imagen….ten cuidado detonador, esto es lo grande, nos ataca la bola de luz…..
    6imagen…cuatro para uno y uno para cuatro……
    7imagen….por alli esta la tierra quemada…..(cristobal colon)…
    PD…https://www.youtube.com/watch?v=oXD_5mxfEsY…..great balls of fire….jerry lee lewis….el artista mauricio catelan hace que un carricoche ardiendo vaya paseandose por una acera cualquiera…..¿ ?………….

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Maravillosa portada digna de videojuego o de foto promocional para un estreno en cines. 2) Discoteca Ulises 31. Los viernes viene mucho público gay allí. 3) Obi wan kenobi mirando de cerca a un Lord Sith que viene a enfrentarse con él. 4) El monje con faz de piedra. El monje con cara de ladrillo que vestido de otro modo podría perfectamente aparecer en Matrix como un hombre del sistema. 5) Homenaje a los filmes de jedi. Aparecerá Darth Vader antes o después. 6) Carátula de discos de remixes basados en Ulises 31. 7) Diseño de un intento de versión fílmica que no se sabe cuándo se estrenará. PD: demasiado histriónico el señor Quaid y demasiado hierático el que hace de Berry pero buen documento…

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Un sutil personaje

Dejo a continuación un nuevo videoavería dedicado en esta ocasión a un ambiguo y sutil cartoon: La pantera rosa....
Leer más
Share This