AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Literatura E Puntos de vista

Puntos de vista

Ene 26, 2024 | 2 Comentarios

Hace varios meses comenté que siempre que llevara a cabo algún acto relacionado con Un reino oscuro publicaría un fragmento del libro en Avería. Mañana estaré en la Fnac de Murcia de 5 a 8 de la tarde firmando ejemplares de la novela y de El jardinero a quien lo desee. Así que paso a cumplir lo prometido.

En este pasaje concretamente lo que intento parodiar es la tendencia al relativismo de nuestra cultura posmoderna. Digamos que actualmente las opiniones y los puntos de vista se han convertido en más importantes que los hechos o la propia realidad.  Una inteligente treta por parte del poder al hacer pasar por libertad de expresión y tolerancia lo que no deja de ser una sutil forma de causar confusión.

El poder respira cómodo en sociedades en las que nadie habla o donde todos hablan sin ton ni son de los temas más dispares (y la palabra pierde valor). En cualquier caso, lo que el pueblo no puede hacer (al menos donde no hay separación de poderes y representación efectiva) por mucho que hable u opine es paralizar las medidas que los poderosos tomen (por lo general, impuestos y más impuestos) ya se disfracen con ropaje de izquierdas o derechas. Ya se implanten en nombre de la Ilustración, la monarquía, la lucha obrera o, como también parodio en este pasaje, la igualdad. La bendita igualdad. La sacrosanta igualdad. Esa igualdad que no me extrañaría que algún día penalice las obras en las que existan más diferencias de las socialmente bien vistas entre los personajes o en las que aparezcan una cantidad diferente de caracteres de distinto sexo, edad o raza.

Puntos de vista

«Ni un solo tratado, folio, libro o relato escrito por los nobles ilustrados, afirmaba el duque, importaba en absoluto. Ninguna de sus obras poseía un estigma grandioso porque no se referían más que a puntos de vista. Los sátrapas ilustrados no escribían más que sobre puntos de vista y perspectivas. No emitían más que puntos de vista y perspectivas. No hacían más que proferir puntos de vista y perspectivas. Ante todo, porque insistir en un punto de vista y una perspectiva, aunque ese punto de vista y esa perspectiva no existieran y no se refirieran además a nada en concreto, les permitía distraer la atención sobre sus proyectos destructivos y su locura. Fundamentar cualquier pensamiento en puntos de vista y perspectivas que supuestamente respetaban el punto de vista y las perspectivas de los otros, les permitía ser considerados seres abiertos al diálogo, seres amantes de las luces y el progreso. Algo absolutamente falso porque, en realidad, no les interesaba ni el punto de vista ni la perspectiva de nadie sino únicamente los puntos de vistas y perspectivas suyos que no eran otros que lograr el poder y disfrutar de los placeres de la vida como fuera posible.

Los intelectuales ilustrados, decía el duque, confundían a todos los habitantes hablándoles de puntos de vista y perspectivas y, debido a ello, en su doctrina cabía todo. Cualquier cosa. Lo que les viniera en gana. Porque sus puntos de vista y perspectivas no eran ni puntos de vista ni perspectivas. Eran escondrijos para camuflarse, mentir y poder medrar. Además, contrariamente a lo que parecía, sus obras más memorables no eran puñetazos dados al mentón y barriga del rey sino al de sus súbditos. Todos sus libros estaban llenos de crueles burlas a costa de los plebeyos, de todos esos hombres sin cultura que a todo decían que sí e igual que, siglos antes, afirmaban delante de los sacerdotes que Dios existía, ahora lo negaban frente a esos artistas nihilistas que portaban negras banderas. La famosa Enciclopedia, la maldita Enciclopedia, la destructiva Enciclopedia, por ejemplo, era un producto del vicio, del desenfreno, de la locura. Sus creadores escribían sus infinitas e insoportables entradas sobre la espalda de muchachas desnudas que estaban pendientes de sus más oscuros caprichos. Y en sus ratos libres era habitual verlos besarse en los negros jardines ante la atenta y oscura mirada de los podadores de plantas.

Aseguraba el duque que todo era vulgar en esos hombres templados, hipócritas y crueles, que los ilustrados siempre tenían la palabra igualdad en la boca para justificar sus tropelías, ocultar su avaricia y camuflar su envidia. Y por eso estaban empeñados en imponer de todas las formas posibles la igualdad ilustrada y real. El duque conocía muchos políticos ilustrados que exigían que todos los siervos ilustrados se arrodillaran del mismo modo ante las mismas ideas tuvieran el contenido que tuvieran. Existían, de hecho, decenas de estúpidos comerciantes ilustrados pegando proclamas en las paredes de calles y organismos oficiales en las que solicitaban que todas las personas utilizaran idénticas expresiones y palabras, que nadie alzara el tono de voz ni lo bajara. ¡Todo en nombre de la igualdad! (….)

Se alzaban de todas partes voces de ilustrados indignados porque, según ellos, todos los hombres debían dormir en una cama de idéntico tamaño e ingerir los mismos alimentos diariamente a la misma hora. Muchos de aquellos hombres cultos deseaban además que los niños nacieran con el mismo rostro y que sus complexión física fuera idéntica. Deseaban, sí, que nadie se encontrara un palmo por encima de su compañero demócrata al arrodillarse ante el rey, que todos los hombres -sin importar sus raza, credo y clase– pensaran de manera idéntica a ellos. Porque para los nobles demócratas e ilustrados lo de menos eran los argumentos, lo de menos era el contenido de las ideas, la razón que había en ellas, la verdad que exponían. Lo importante era la igualdad. Y estaban, desde luego, dispuestos a defenderla e imponerla de la manera que fuera». Shalam

الجميع يغادرون الحياة كما لو أنهم ولدوا للتو

Todo el mundo se va de la vida como si acabara de nacer

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen….lo artificial vive con naturalidad….(seria mejor en «pelote» y llenos de chinches) y (puntos suspensivos)………..
    2imagen….la frontera de francia no existe y (puntos suspensivos)..
    3imagen…a esta coleguita no la beneficiamos y punto……….
    4imagen…. parece que tiene «vitiligo»(en el pecho) dice «salvatore» frankonstin a la chica y (puntos suspensivos)…..
    PD…https://www.youtube.com/watch?v=F955b3L2534….la charrette des condamnes….musica(jean prodomides)….danton (wajda)…1983….

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) La Ilustración como perverso cuento de hadas. 2) Prisiones y faros. Cartagena-Cabo de Palos. 3) Un señor hablando de Platón y el buen gobierno mientras se prepara el fornique. 4) Robespierre, oscuridad, un caballo y Justine. La Ilustración es oscura. PD: Qué gran tema de la banda sonora. Estoy seguro que Scott Walker tuvo que escuchar en algún momento esta banda sonora. Hay algún tema suyo que me la hace recordar.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Esos libros (2)

Dejo a continuación un avería en el que me referiré brevemente a unos cuantos libros que leí hace unos meses. Lo cierto es que deseaba haberlos...
Leer más
Share This