AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Literatura E Illuminati

Illuminati

Feb 12, 2022 | 2 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado a un episodio del ya mentado en otra ocasión Caos y magia de John Higgs. El cual recomiendo leer escuchando un divertido, frenético homenaje a la mítica serie de la televisión inglesa Doctor Who y a Gary Glitter urdido por Jimmy Cauty y Bill Drummond (los componentes de KLF) cuando se hacían llamar The Timelords: «Doctorin’ the Tardis».

Illuminati

A estas alturas, debo ser el único que no se había enterado ni de la existencia ni de la profunda influencia en nuestro mundo contemporáneo de la trilogía  de libros (El ojo en la pirámide, La manzana dorada y Leviatán) escrita por Robert Wilson y Bob Shea: ¡Illuminatus!

El caso es que la primera ocasión en la que escuché hablar de la orden de los Illuminati fue a raíz de los intensos vaivenes sufridos por la economía occidental en el año 2012. No existía teórico de conspiración (y en esa época proliferaban por todas partes) que no aludiera a esta organización fundada en Baviera en el año 1775 con la intención de estudiar y difundir los ideales de la Ilustración. Prácticamente todos ellos concordaban en afirmar que esta orden no se había disuelto a los 10 años de haberse fundado, tal y como dicta la historia oficial, sino que continuaba viva y su influencia era tan grande que sus miembros (en su mayoría además, masones) eran los verdaderos mandamases del mundo actual. Todos ellos poseían grandes fortunas y empresas con las que doblegaban el brazo de los políticos de las naciones modernas a los que obligaban a ceder a sus deseos a cambio de las correspondientes prebendas económicas.

Según proclamaban muchos de estos teóricos de la conspiración, los illuminati (a cuyas filas aseguraban que pertenecían desde Rockefeller hasta Bill Gates) se encontraban posiblemente detrás de múltiples sucesos que habían cambiado el rumbo del mundo como el crack del 29, el asesinato de Kennedy y posiblemente también tras los hechos que motivaron la Primera y Segunda Guerra Mundial. Incluso tras la muerte de cineastas famosos como Stanley Kubrick puesto que, supuestamente, el director británico se había atrevido a retratar una de sus fiestas en Eyes wide shut. Por supuesto, entre los divulgadores de estas teorías los había más osados aún que aseguraban que muchos de estos illuminati, en realidad, eran seres reptilianos venidos de otro planeta y quienes incluso afirmaban que conocían el secreto de la inmortalidad y utilizaban la televisión como un aparato de hipnosis global.  

Ingenuo de mí, creía que estas teorías procedían probablemente del inconsciente colectivo. O más bien, eran fruto de la desesperación de las clases medias del mundo occidental a medida que perdían parte de su privilegiada posición económica debido a diversos factores y crisis. Pero tienen un origen muy preciso que Caos y magia, el fantástico libro de John Higgs, se encarga de revelar y, por más que pueda parecer un poco pesado, no me resisto a citar en avería aunque tal vez sea conocido por la mayoría.

En realidad, según parece, todo comenzó cuando Wilson y Shea trabajaban en la revista Playboy. Concretamente, respondiendo las entretenidas cartas que llegaban a la sección del correo. Ambos eran individuos díscolos interesados por la contracultura y el mundo de las drogas. Así que aportaron un toque distinto a ese apartado de la revista donde, pronto, comenzaron a recibir todo tipo de alucinógenas y extrañas misivas que se enorgullecían de publicar.

Entre ellas se destacó una cuyo cuerpo principal decía así: «Hace poco he oído a un anciano de derechas, amigo de mis abuelos, afirmar que la actual oleada de asesinatos que vive América es obra de una sociedad secreta llamada los Illuminati. Según él, han existido a lo largo de la historia, son dueños de cárteles bancarios internacionales, son todos ellos masones de grado trigésismo segundo y conocidos de Ian Fleming, quien los retrató como SPECTRE (Sociedad Permanente Ejecutiva de Contraespionaje, Terrorismo, Rebelión y Aniquilamiento) en los libros de James Bond, por lo que los Illuminati acabaron con Fleming».

¿Cómo hubiéramos actuado la mayoría? Respondiendo esa carta con sentido del humor. Así lo hicieron Shea y Wilson, aludiendo a la posible responsabilidad de una secta musulmana del siglo XI, los Hashshasin, y puntualizando que la muerte del creador de James Bond se debía obviamente a causas naturales. Pero lo que ninguno de nosotros hubiéramos hecho es lo que ambos ideólogos realizaron a continuación: idear una trama de una saga novelística que intentara dar respuesta a la continua inquietud de la sociedad norteamericana respecto a  las conspiraciones.

Ciertamente, se vivían tiempos convulsos en Norteamérica. La investigación sobre el asesinato de J.F. Kennedy se encontraba llena de contradicciones y puntos vacíos. Y a la redacción de Playboy llegaban innumerables cartas cuestionando la versión oficial de aquel atentado que extendían sus dudas hacia la propia historia norteamericana. Por aquel tiempo, la cultura psicodélica se encontraba completamente en boga así como los relatos sobre contactos con extraterrestes. El mundo se había vuelto loco a ritmo de cannabis y ruidosas guitarras. Al mismo tiempo, los cómics Marvel y su cosmogonía pagana y, por momentos, gnóstica comenzaban a invadir y hacer furor en los kioskos a medida que Philip K. Dick vislumbraba todo tipo de esquizoides y distópicos futuros para Occidente y enloquecía. Nadie entendía bien qué ocurría pero el mundo parecía quebrarse respondiendo a los abstrusos dogmas del culto discordiano. Filosofía que unía distorsión y anarquía y abrazaba el culto al caos.

Wilson y Shea advirtieron que allí se abría un filón que cubrir. Había llegado el momento de explicar lo inexplicable. Pasar por el filtro de la ironía la angustia contemporánea y crear una nueva Biblia para los descreídos. Los anti-sistema. Las teorías de la conspiración ordenarían el desorden insistiendo en él.  Así que se inventaron una difusa mitología basada en el culto illuminati e intentaron responder positivamente a una pregunta que, de algún modo, muchos ciudadanos norteamericanos se hacían en aquellos momentos: ¿Y si en realidad todas las conspiraciones fueran verdaderas y la historia oficial fuera completamente falsa?   

La respuesta a esta pregunta fue la célebre trilogía literaria (que dio lugar a una ignota represtación teatral de ocho horas y media llevada a cabo por Ken Campbell junto a otros actores en la Liverpool School of Language Music Dream and Pun)  que estoy mencionando. La cual acaba por cierto de ser publicada recientemente en español por la editorial Orciny Press y no he tenido aún la suerte de leer. Aunque supongo que cubriré esta falla pronto. Porque, visto lo visto, tengo la impresión de que, siendo una obra secreta y casi de culto, es ciertamente de las que más ha influido en la configuración actual del zeitgeist occidental.

John Higgs resume su argumento de este modo: «La trama -enrevesada con obstinación- se reduce a la pugna entre el orden y el caos. Presenta una organización de seres iluminados llamados «los Illuminati» que, en secreto, dirige el mundo con sus propios fines malvados. (…) En el libro, los únicos que plantan cara a los Illuminati con el deber de impedirles acabar con el mundo son corpúsculos de discordianos. (…) El libro se deleita en los guiños narrativos, y no tiene el menor reparo en contradecirse para inducir la confusión y la paranoia en el lector». 

En fin. ¿No suena delicioso? Shalam

إذا تزوجت ، فسوف تندم. إذا لم تتزوج ، فسوف تندم أيضًا

Si te casas, lo lamentarás. Si no te casas, también lo lamentarás

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1ºimagen…..la muerte «reinoceronte» se lleva a la esperanza en fila…………
    2ºimagen……el taxi de los poderosos……………..
    3ºimagen…….los 1000 ojos del doctor mabuse…..,fritz lang…. 1960….
    4ºimagen…..final del «septimo sello»…..bergman…1957….
    5ºimagen…..disparo hexagonal espectre 007………
    6ºimagen…..op art con zanahorias………..
    7ºimagen…..de tres en tres……..
    PD…..https://www.youtube.com/watch?v=Neuj5b2d90U…..la danza de la muerte….el septimo sello….pintura…

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Homenaje a Joy Division. Video de «Atmosphere». 2) Lo mejor de este single es que le dieron todos los créditos al coche. El disco venía firmado por el coche que pasaba a ser productor y más. 3) Maravilloso el cartel de Mabuse. Sinceramente, la portada de estos tres libros me gusta tanto en su estilo que no sé con qué compararla. Ni los cómics de Marvel igualan este delirio místico-pagano. 4) Satanismo. 5) Disparo que simula la telaraña de Spider-Man. Posible Cross-Over. 6) Cartel situacionista. Godard lo pone en uno de sus filmes. 7) Símbolos Illuminati en billete de Dolar. PD: De nuevo vídeo de Atmosphere. Tal vez basado vagamente en El séptimo sello. Tal vez. https://www.youtube.com/watch?v=1EdUjlawLJM

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Desertshore

Desertshore nunca me ha parecido un disco de pop pero tampoco de música de cámara. Pues cada vez que me atrevo a sumergirme en este suntuoso mosaico...
Leer más
Share This