AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Música E Dolor y tortura

Dolor y tortura

Abr 26, 2023 | 2 Comentarios

Dejo a continuación un nuevo avería dedicado al concierto que W.A.S.P. dieron en la sala Gamma (Murcia) el pasado 4 de abril. El cual recomiendo leer escuchando uno de los clásicos temas de la banda norteamericana: «Wild Child».

Por cierto, que, según me comenta una persona, el lider de W.A.S.P. tenía serios problemas con una hernia discal y eso justificaría su paupérrima actitud en Murcia y la suspensión de su concierto en Bilbao. Pido disculpas en ese caso por lo injusto que pueda yo ser en este avería que al menos de momento no voy a borrar porque bien es verdad que otras personas me comentan que los conciertos de W.A.S.P. no difieren mucho (con hernia o sin hernia) del que vi en Murcia. Aunque al menos ese hecho sí rescataría éticamente a Blackie Lawless. Dejo, por tanto, constancia de ello.

Dolor y tortura

Vaya por delante que admiro a Blackie Lawless. De niño era uno de mis iconos musicales favoritos. Amaba tanto a su banda que llegué a comprarme sus discos a pares para apoyarla. Pero, siendo sinceros, creo que tal vez debería haberse retirado hace unos años. No ensuciar su leyenda. No creo que haga falta comentar que, a día de hoy, en la mayoría de las canciones en directo usa bases pregrabadas y, para disimular, casi ningún foco ilumina su rostro de tal forma que ni tan siquiera de cerca es fácil percibir sus facciones. A mí eso no me importaría si Blackie se presentara con la actitud adecuada. Guardara cierto respeto a sus fans. Pero al menos en el concierto que dio en Murcia ni siquiera tocó la canción final: «I wanna be somebody». Estuvo sobre el escenario unos 65 minutos. Tal vez menos. No importa. Agradeció el apoyo de los fans con menos sinceridad que un político que se dirige a sus habituales votantes. Sabiendo que en el fondo ni tenía que demostrar nada ni que esforzarse lo más mínimo. El dinero ya estaba cobrado.

Hace décadas, W.A.S.P. eran una eficaz píldora contra los esperpentos habituales de la sociedad, pero en Murcia al menos, yo sentí que eran ellos los que se habían convertido en esperpénticos. Todo era cansino allí. En el puesto de camisetas, los trabajadores vendían parafernalia del grupo a los fans con cierta displicencia. Cansados tal vez de tanto girar. Blackie Lawless estuvo antes en Barcelona y Madrid. Probablemente ahí se esforzaría más. Disimularía al menos. Pero estoy convencido de que tuvo que sentarle mal pensar que debía bajar al sur de España (Murcia) y al día siguiente partir para Bilbao. Todo en él reflejaba hastío. Yo al menos no vi a un músico ni a una persona. Tuve ante mí a un personaje. Así que no me extrañó nada que suspendiera su fecha al día siguiente en el norte. Simplemente me sirvió para constatar que antes, W.A.S.P. se reían de la sociedad. Le hacían un corte de mangas a los moralistas. Pero ahora se lo hacen en buena medida a su público.

Hace años vi un concierto de Alice Cooper en Barcelona. Alice tiene muchos años encima. Todos nos conocemos sus trucos escénicos. Pero en él no percibí ninguna falta de respeto a su público. Si no nos daba más es porque no podía más. Porque ya no tenía 30 años. Pero se esforzaba tanto en cantar como en teatralizar de la mejor de las maneras. Procuraba establecer una conexión íntima con nosotros. Había una vinculación casi erótica. Muy simbólica y oscura. Deliciosa y secreta. Blackie sin embargo me dio la impresión de que no respetaba a los espectadores porque, de hacerlo, hubiera tenido que confesar que, en realidad, no tenía deseos ningunos de tocar (algo comprensible), que ya no le da el físico ni la garganta, pero que tiene facturas que pagar y no sabe cómo salir del bucle en el que está acostumbrado a vivir. Así que simplemente pone el piloto automático. Lo que da como resultado una aburrida ceremonia de la desgana.

Ahora, Blackie no tortura ni animales ni mujeres crucificadas sino que castiga a su público. Algo que tendría su morbo si nos arrojara botellas de sangre, si nos provocara o escupiera. ¡Algo! Pero su modo de combatir su zozobra es mostrarse indiferente y altivo. Ni es un músico visceral que amenaza con follar como una bestia ni es un creyente que convierte sus conciertos en rituales casi religiosos. Es simplemente alguien que se aprovecha de su leyenda (bien labrada, imborrable) para vivir de nuestro dinero y, sobre todo, de nuestras expectativas y nostalgia.

Días atrás, leí en los comentarios de una crónica de sus conciertos que alguien sugería que contemplar en directo actualmente a W.A.S.P. (y otros grupos) sería, en cierto modo, como asistir a un partido de viejas glorias futbolísticas. Pagar una entrada para ver en acción a los actuales Valderrama, Stoichkov o Futre. Una comparación que me pareció bastante adecuada de no ser porque hay músicos que a los 60, 70 (e incluso a los 80) se mantienen en una forma envidiable. Han envejecido de maravilla, se han reinventado y, en cierto sentido, son capaces de darnos aún más de lo que nos ofrecieron en su juventud, caso de John Hiatt, John Mellencamp o los viejos músicos de blues.

He leído decenas de críticas acusando a Blackie de pesetero por los casi 50 euros de la entrada. Ahí yo al menos no voy a entrar. Desconozco los costes de una gira por Europa. También los beneficios que se necesitan para que salga rentable. El tema del dinero es así. Lo pagas o no lo pagas. Pero lo mínimo que debería tener el músico sería cierta profesionalidad. Una cosa es el cansancio o que no esté en su mejor noche y otra la desgana. Perdonar la vida a quienes te dan de comer. Tratar a tu amigo como si fuera un enemigo. Shalam

بقتل اللغة اللفظية ، نقتل والد كل حيرتنا.أخيرا سنكون أحرارا

Asesinando al lenguaje verbal, estamos asesinando al padre de todas nuestras confusiones. Por fin seremos libres

2 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1imagen…..y yo (blackie) aqui con estos pelos….sonrisa
    2imagen….lo que yo hago es musica o nostalgia?…..
    3imagen….james dean con dos puteñados en los ojos…
    4imagen….nostalgia en silla de ruedas…..agghhhhhhhh….jajajj
    PD….https://www.youtube.com/watch?v=Qdkt3I5-FG4….maneskin.. 2021…comenzando(beggin)…..damiano david(proyeccion crooner)….

    Responder
  2. Alejandro Hermosilla

    1) Ahí hay un micro normal. Lo que indica que no es el micro de esta gira. Aquí Blackie estaba un poco pasado de kilos. Falta el mítico micro eso de calaveras donde parecía que se posaban buitres..jajaaja 2) Me los imagino aquí tocando «On your knees». Ese tema justo. 3) Falta una serpiente paseánose por su cuello o Johnny Deep a su lado con los Vampires. 4) Puro y maraviloso y diabólico burlesque esa decoración a los lados. Charleston heavy. jjaja. PD: sin dudas, lo mejor el look, ese aspecto genial. Sin dudas.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

El Nobel de Caín

Nunca hubiera querido manifestarme sobre el Premio Nobel de literatura concedido a Bob Dylan pero puesto que el dramaturgo Ricardo Pérez Quitt ha...
Leer más
Share This