AVERÍA DE POLLOS: Inicio E Comic E La torre del elefante

La torre del elefante

Mar 18, 2022 | 3 Comentarios

Dejo a continuación un breve avería dedicado al relato «La torre del elefante» de Robert E. Howard. El cual recomiendo leer escuchando un tema de la banda sonora compuesta por Tyler Bates para la última versión fílmica de algunas de las aventuras de Conan realizada en 2011: «Prison interrogation».

La torre del Elefante

«La torre del elefante» es, sin dudas, mi relato favorito de los protagonizados por Conan. Lo tiene todo. Una ciudad llena de abominables peligros entre cuyas tabernas y calles oscuras se desplaza un Conan que se encuentra inmerso en su etapa como ladrón. Camina libre y sin miedos entre mujeres de malos habitos y ebrios ciudadanos que emiten aliento a noche. Pero, al mismo tiempo, se mantiene lo suficientemene sobrio y despierto para pensar con lucidez. Incisivamente. Ciertamente, la atmósfera pendenciera, romántica y aventurera del relato lo convierte en sumamente atractivo.  

Howard narra con maestría y ligereza pero también con contundencia. Logrando que síntamos el ánimo desatado del guerrero cimerio por conseguir la deseada joya que se esconde en la torre de la ciudad pero también la alucinación fantástica que el tesoro produce. La partitura fantástica que el relato esconde. Por un lado, casi que olemos el aroma sucio de los tiempos remotos. Percibimos el peligro, el pillaje y la pestilencia. Y por otro, también la emoción de la aventura y la melancolía por viejos tiempos salvajes y bestiales más verdaderos que los nuestros.

Ciertamente, aunque el foco central del relato es el elefante que da título a la narración, Howard conduce la narración con tanta maestría que, en posteriores relecturas, yo al menos he disfrutado tanto con las peripecias que colocan a Conan frente a ese lánguido animal apresado durante trescientos años por el brujo Yara en una sinuosa fortificación guardada por una inmensa araña como con el alucinante encuentro con ese ser monstruoso profundamente afligido y humano llamado Yag-Kosha.

Dicho esto, si he de ser sincero, he mencionado hoy este relato no tanto porque el mismo me parezca fascinante y quisiera hacerle un homenaje. No. Si deseaba citarlo era debido a que existe un momento en concreto que me ha recordado a El aleph; el famoso cuento de Borges.

Desconozco si el escritor bonaerense era un lector habitual de Howard. Teniendo en cuenta su vasta cultura y su confesada admiración por los guerreros, no tengo dudas de que debía conocer a Conan. Lo que no sé es si lo amaba y frecuentaba habitualmente sus narraciones. Tal vez fuese ese un hábito que mantuviera en silencio. No quisiera hacerlo público teniendo en cuenta la mala fama que en los círculos de alta cultura tenían las narraciones pulp y las pertenecientes a géneros similares.

Nadie no obstante me podrá convencer (a no ser que muestre documentos que lo corroboren) que Borges no admiraba secretamente a Howard, tal y como deja claro este fragmento de «La torre del elefante». El cual, cuando lo leí por primera vez, repito, me retrotrajo directamente a la magia que experimenté al leer ciertos relatos de Borges en los que se hacían todo tipo de recuentos históricos y fantásticos como es el caso de «El aleph». Además de también, ¿cómo no?, al mítico monólogo final emitido por el replicante interpretado por Rutger Hauer en Blade Runner.

En él, el elefante (en realidad, un ciego mago procedente del planeta verde Yag) comienza a relatar una serie de hechos vividos por los de su raza frente a un atónito y consternado Conan. 

Ahí lo dejo: «Hemos visto cómo los monos se transformaban en hombres y los vimos construir las rutilantes ciudades de Valusia, Kamelia, Commoria y otras. Los hemos visto tambalearse ante los ataques de los paganos atlantes, pictos y lemurios. Hemos visto cómo los océanos se levantaban y sumergían a Atlantis y Lemuria, las islas de los pictos y las brillantes ciudades de la civilización. También vimos cómo los supervivientes de los reinos pictos y los atlantes construían su imperio de la Edad de Piedra y luego cayeron en la ruina, enzarzados en sangrientas batallas. Hemos visto cómo los pictos se hundían en los abismos del salvajismo y cómo los atlantes volvían a descender al nivel del mono.

Hemos visto cómo los nuevos salvajes se dirigían hacia el sur desde el Círculo Ártico, en oleadas conquistadoras, para construir una nueva civilización con los nuevos reinos llamados Nemedia, Koth, Aquilonia y otros. Vimos cómo tu pueblo surgía con un nuevo nombre de las selvas de los monos que habían sido los atlantes. Hemos visto a los descendientes de los lemurios que habían sobrevivido al Cataclismo levantarse una vez más superando el salvajismo y dirigirse hacia el oeste convertidos en hirkanios. Y hemos visto cómo esta raza de seres malignos, supervivientes de la antigua civilización que existía antes del hundimiento de Atlantis, volvía a tener cultura y poder». Shalam

أعطي الخيال للإنسان لتعويضه عما ليس عليه ؛ وروح الدعابة تريحه على حقيقته

La imaginación se le dio al hombre para compensarlo por lo que no es; y sentido del humor para consolarlo por lo que es

3 Comentarios

  1. andresrosiquemoreno

    1ºimagen… gran metamorfosis…..esas dos esferas en los colmillos del hombre elefante…..toros embolados del levante español…….
    2ºimagen…..veo a este «cabeza de elefante» triste……y contrariado…..
    3ºimagen…..la espada que parece la cuerda de un «funambulista» y «botafumeiro», oye la espada es desproporcionada……..
    4ºimagen….los bocadillos de humo en la izq y el agua en el ojo en la dech…..
    5ºimagen…..cadenas y gran tristeza……
    6ºimagen….oro
    PD….a partir del 2:45 hay una parte oriental, de «elefantes orientales»…jajajjj…..para acabar con las posibilidades que tiene para continuar con su arte…..extraordinario…..especialissimo……….
    https://www.youtube.com/watch?v=jEj5Ln6vdSA…..adrian belew..drive….live…..

    Responder
    • Alejandro Hermosilla

      1) Anuncio de Martini. Si no quieres estar tan triste como él, tómate un trago. 2) Una de las imaǵenes icónicas de los cómics de Conan. Tremendo Alfredo Alcalá. Tan grande que no voy a añadir nada. 3) Sí. desproporcionada la espada. En cierto sentido. «Primer encuentro de Teseo con el minotauro». 4) Cara conmovida de Conan frente un monstruo llorón. Escena maravillosa. 5) El despertar del monstruo. Alien. 6) El extraterreste enjaulado de District 9. PD: Excepcional Belew. Música a mitad de camino del espacio y una frontera árabe. Moldavia. Pienso en una banda sonora para el filme «El cementerio de los elefantes».

      Responder
      • Alejandro Hermosilla

        O mejor dicho, para «Tarzan en el cementerio de los elefantes».

        Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Autor: Alejandro Hermosilla

Mi nombre (creo) es Alejandro Hermosilla. Amo la escritura de Thomas Bernhard, Salvador Elizondo, Antonin Artaud, Georges Bataille y Lautreamont.

Contenido relacionado

Videoaverías

Averías populares

Ruidos cambiantes

Uno hace planes y la literatura los desbarata. Pensaba terminar este pasado junio El jardinero y por una serie de circunstancias, lo finalicé hace...
Leer más
Share This